Las pruebas más extremas a las que se someten las piezas de un coche

¡Solo apto para 'tipos' duros!

Podrías imaginarlo, pero puede que nunca antes hubieras visto cómo son las pruebas más extremas a las que se someten las piezas de un coche... Y sí, es… ¡una auténtica tortura!  Lo cierto es que la mayoría de estas pruebas se llevan a cabo cuando el modelo es aún un prototipo, pero claro, otras han de hacerse a toda la producción de serie, justo antes de que salgan de la fábrica. Seat ha elaborado un vídeo (muy molón) para mostrártelo.

 

x

 

En total, se producen 30.000 cierres de puerta para estudiar que todos los modelos emitan un sonido corto y seco, sin rebotes, que transmita sensación de estanqueidad. También hay 20.000 roces de asiento; es decir, entrar y salir del coche 20.000 veces seguidas. No hay un pobre hombre haciéndolo, claro (aunque se iba a ahorrar un buen dinero en gimnasio); esto es lo que reproduce una máquina que simula los roces que sufrirá el tejido sobre el que se sentarán el conductor y los ocupantes. 

¡¿Cómo?! Los interiores veganos de Bentley están al caer

Además, se abate el asiento hasta 20.000 veces en cada modelo de coche para comprobar su resistencia. También se producen 5.000 presiones por tecla. Es el departamento de Háptica -la ciencia del tacto- quien realiza estos tests tres años antes de que el vehículo salga a la luz. Y estos son solo algunos de los tests más duros que tiene que superar un vehículo antes de llegar a manos de su futuro conductor. ¡Todo por la seguridad!

Súmale a esto 3.000 km de impactos de grava contra los bajos del coche, el pasaruedas o el parachoque durante la fase de desarrollo de un vehículo y 2.500 litros de agua (que se reciclan en cada prueba), durante 10 minutos para simular una lluvia amazónica. ¡Quizá una de las pruebas más extremas!

 

 

Aparte, medio centenar de ingenieros testan los prototipos rodando más de 1.200.000 kilómetros al año en terrenos extremos, el equivalente a cuatro vueltas al mundo. Las piezas tienen que resistir tanto el hielo de las carreteras de Rusia como los 50 grados del desierto de Marruecos. El último reto a los modelos se produce sobre una pista con desniveles, adoquines y seis pavimentos distintos. en la que se recorren 2 millones de kilómetros al año en un circuito. El objetivo es garantizar la calidad y la fiabilidad de las piezas así como el coche en su conjunto.

Lecturas recomendadas