Pasar al contenido principal

¿Qué le ha pasado a este Lexus IS? Su dueño tiene la culpa...

Pasarse de moderno a veces mola. Otras no... Depende de tus gustos.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Lexus IS

Tú que te pasas el día mimando la carrocería de tu coche y protegiéndola de las inclemencias del tiempo y ahora te encuentras con esto. ¿Qué le ha pasado a este Lexus IS para tener semejante estado de oxidación? "¡Deberían quitarle la custodia a su dueño!"

No te pierdas: Los extras más absurdos que ofrecen los coches

Bueno… no creo que sea tan dramático. De hecho, el dueño es cómplice de que el Lexus IS luzca de esta manera. Es más, ha pagado porque su exterior luzca de esta manera tan deleznable, pues tan 'solo' se trata de una modificación al estilo ‘Rat Rods’. 

¿No sabes lo que es eso? Se trata de una especie de ‘tuning’ que pretende simular el óxido y el desgaste en la carrocería de coches que, no necesariamente, son viejos o está descuidados.

 

 

Algunos utilizan vinilos para lograrlo; otros van más allá y levantan la pintura del coche cubriéndolo con agua salada y peróxido de hidrógeno para lograr resultados como el de este Lexus IS oxidado. ¡Menuda panda de locos! 

Desde luego, esta no es una moda para todos los gustos, pero hay alrededor del mundo un movimiento muy grande al que les parece la mejor idea del mundo este extra absurdo sin el que no pueden vivir (o eso parece)… ¿Te atreverías a formar parte de él con tu coche?

Foto: Carscoops

 

Lecturas recomendadas