Pasar al contenido principal

¿Qué tiene de especial este Toyota, vendido en medio millón de euros?

¿Pagarías ese pastizal por el mítico coupé japonés de 1967?

Imagen de perfil de Javier Prieto
El Toyota del medio millón de euros

Nos hemos quedado locos al enterarnos de que el pasado 18 de enero se subastó un Toyota 2000 GT de 1967 por 533.000 euros.

Conoce el nuevo Toyota Supra

Fue en la empresa RM Sotheby´s en Arizona (Estados Unidos). ¿Tiene alguna explicación lógica? Trataremos de encontrársela, aunque nosotros preferiríamos el Toyota Celica de Carlos Sainz. Para empezar, te diremos que es uno de los coches japoneses más míticos de la Historia. Se trata de una pieza muy codiciada, ya que solo se conservan 100 unidades de las 351 fabricadas de 1967 a 1970. Incluso algunos (presuntos) expertos reducen la cifra hasta las 337. Y ya se sabe que la exclusividad hay que pagarla. Según dicen los que entienden del tema, es el primer gran deportivo nipón.

 

Zaga del Toyota de medio kilo de euros

 

Tanto es así que el Toyota 2000 GT mostró el camino del éxito a la industria automotriz de aquella nación. Más razones. Tiene una planta es-pec-ta-cu-lar en la que destaca un morro tan largo como el de un oso hormiguero y un habitáculo situado casi sobre el eje trasero. ¿Te has fijado en la escasa altura al suelo que tiene?

 

Toyota 2000 GT: Zaga

 

Como puedes apreciar en la foto, en el interior abundan los materiales nobles. La combinación de madera (volante y consola central) y cuero (asientos), denotan que el 2000 GT es cualquier coas menos un vehículo ordinario. 

 

Interior del Toyota 2000 GT

 

Debajo del capó esconde un corazón de 2 litros, seis cilindros en línea, carburadores de doble cuerpo y 150 caballos. Pasa de 0 a 100 km/h en diez segundos, lo que no es moco de pavo, teniendo en cuenta que pesa 1.120 kg. Este poderoso bloque le permitió brillar no solo en la carretera, sino también en los circuitos.

 

Motor del Toyota 2000 GT

 

Su impresionante palmarés incluye varios récords y victorias en pruebas de Resistencia como las 24 Horas de Fuji 1967, así como diversos éxitos internacionales. Entre ellos sobresalen los obtenidos en el Campeonato americano SCCA. Por tanto, el bicho oriental posee un pedigrí racing que quita el hipo.

 

Faros escamoteables del Toyota 2000 GT

 

Otra de las cosas que lo hacen muy especial son sus orígenes. Nació como un encargo de Yamaha para Nissan que, al rechazarlo, le dio la oportunidad a Toyota. ¡Qué cosas tienen estos orientales! Dejando a un lado las razones puramente automovilísticas, existen otras que nos podrían aclarar por qué se pagaron por el 2000 GT unos 533.000 euros. Desde hace un tiempo las compras de coches clásicos se han convertido en un valor refugio destinado a los inversores. Esto ha hecho que este mercado se haya disparado hasta límites realmente incomprensibles, creando una gran burbuja. ¿Cuándo explotará? 

Fotos:  RM Sotheby´s 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas