Pasar al contenido principal

¿Quién está acabando con los coches familiares?

Con lo bonitos que son...

motor v8 v10 familiar deportivo coches lujo

Desde hace ya varias décadas los coches familiares, rancheras o wagon son una de las versiones más atractivas de los coches nuevos que se venden. Y a pesar de que en los últimos tiempos se matriculan muchas menos unidades de este tipo de vehículos, lo cierto es que a mi me siguen pareciendo una de las mejores opciones. Pero el mercado manda y lo que está de moda ahora son los SUV y los crossover, que han ganado muchísimo terreno no solo a costa de estos coches familiares, sino también de las berlinas sedán tradicionales.

Coches familiares: muchas menos ventas

Los coches familiares siempre han sido atractivos para las familias. Es obvio y su propio nombre lo indica. Su mejor carta de presentación es un maletero con más espacio que el de un sedán al uso. Pero esa necesidad de amplitud está cubierta hoy con los SUV. Según JATO Dynamics, el año pasado la cuota del mercado mundial de los SUV llegó al 34%, por tan solo el 11% de los coches ranchera. Fueron vendidas unas 1,7 millones de unidades, por las 2 millones del 2016. En 2025 se prevé que no lleguen ni siquiera al millón y medio.

Peugeot 508 SW

Tanto es así que en el primer semestre de este año las ventas cayeron en un 10%. Es por eso que muchos fabricantes están desistiendo de ofrecerlos en su gama. ¿Para qué? Pueden hacer un SUV y venderlo como cosquillas, o un coche familiar y sudar sangre para llegar a un mínimo de matriculaciones. Blanco y en botella. Un ejemplo muy simple: desde Renault han decidido que el nuevo Clio no tendrá esta carrocería, pues el Captur tiene 81 litros más de maletero y gusta mucho más por diseño.

Además, nosotros estamos acostumbrados al mercado europeo, pero en otros lugares son casi inexistentes. Ni siquiera en Estados Unidos, en donde han desaparecido casi por completo. El 72% de coches familiares han sido vendidos en Europa; creo que es un dato bastante revelador. Aun así, en algunos países del viejo continente también están pasando de ellos, cambiando del 15% de cuota de mercado de 1999 al 5% en el primer semestre de este año. Los mismos puntos porcentuales que en Reino Unido, y uno más que en Francia.

El norte es la clave

Sin embargo, la otra cara de la moneda la ponen los compradores que viven en el norte y el este de Europa. Los coches familiares representan el 17% de cuota de mercado en Alemania, y eso no es nada comparado con el 31% de Suecia. Además, hay otros mercados en los que también están muy fuertes, como en el de Países Bajos, Bélgica, Polonia o República Checa. De hecho, los clientes de estos países los prefieren a los SUV por su diseño y por un área de carga superior en el maletero. Eso por no decir que dinámicamente son mejores que un SUV.

Skoda Octavia Combi RS

La fortaleza del Skoda Octavia Combi en un país como Alemania ha supuesto que este sea el coche familiar más vendido en Europa en la primera mitad de este año, y con bastante ventaja. Tal es su éxito que Skoda ha fabricado en lo que va de año casi el doble de Octavia Combi que Octavia berlina. Además, las marcas premium también tienen mucho tirón; y los fabricantes se están preparando para lo que viene incluyendo versiones con sistemas de propulsión electrificados. ¡Larga vida a los coches familiares!

Y además