Pasar al contenido principal

¿Quieres un Clase G con 900 CV? Te presentamos al Brabus 900 Rocket

Brabus 900 Rocket

Lo que pasa cuando llevas lo extremo al extremo

Todos conocemos las variantes AMG de Mercedes, pero sabemos que, si queremos ir más allá, Brabus es uno de los preparadores de referencia en cuanto a los modelos de la marca alemana. Hoy os enseñamos su última creación, nada más y nada menos que un Clase G con 900 CV y muchos detalles que lo convierten en una locura sobre ruedas.

Seamos sinceros, probablemente nadie había pedido algo así, pero tampoco nos podemos quejar. Se llama Brabus 900 Rocket y solo 25 unidades serán fabricadas, con un precio de 480.059 euros cada una sin incluir impuestos, casi nada. 

Por supuesto, por tal cantidad de dinero no te vas a llevar un Mercedes Clase G normal y corriente. El motor V8 de 4 litros de este modelo ahora es de 4,5 litros, se han montado dos turbos más grandes y se han forjado varias partes de este propulsor. Así, ahora la potencia de este coche es de 900 CV, es capaz de pasar de de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y su velocidad máxima se ha limitado a 280 km/h para proteger los neumáticos. Todo esto, en un coche que pesa 2,5 toneladas, por lo que no está nada mal.

Por otro lado, el Clase G ha recibido nuevas entradas de aire en la parrilla delantera para una mayor refrigeración y un nuevo sistema de escape de acero inoxidable con una válvula que regula el sonido que produce. Estéticamente se ha agregado un kit de carrocería con toques en rojo -algo que también se repite en el interior- y repleto de fibra de carbono allá donde mires: capó, splitter delantero, parrilla, espejos, difusor trasero… Hasta los tiradores de las puertas han sido aligerados con este material. Además, los arcos de las ruedas son ahora 10 cm más anchos para poder albergar las enormes llantas forjadas, que esconden a su vez unos frenos de disco de fibra de carbono .

En el interior del Brabus 900 Rocket también se han realizado cambios, como es habitual, y aquí se sigue la misma receta del exterior. Se encuentran muchos elementos en fibra de carbono, así como numerosos detalles en rojo que aportan un aspecto peculiar al habitáculo. En conjunto, es un interior muy similar al del modelo en el que se basa, pero con el toque inconfundible de este preparador.

Finalmente, Brabus menciona algunos detalles que se han añadido en este peculiar modelo como la suspensión regulable en 45mm o el único asiento trasero, sustituido ahora por dos individuales entre los que se encuentra una consola con posavasos, mesas plegables y hasta un frigorífico. ¿Qué más podrías imaginar en un coche así?

Buscador de coches

Y además