Pasar al contenido principal

¿Quieres vender tu coche? No pongas un cartel en el vehículo o lo pagarás caro

Además de ser un poco cutre...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Cartel se vende coche

Si quieres vender tu coche, poner un cartel en el vehículo te puede parecer la opción más fácil y rápida de dar a conocer la noticia, pero ¡piénsatelo dos veces! Porque a pesar de ser una práctica que se hace desde tiempos inmemorables, está prohibida y... ¡multada! Sí, algo que a simple vista parece algo inofensivo, te puede costar un disgusto. 

No te pierdas: Los mejores trucos para comprar un coche de segunda mano

Porque colgar el cartel de 'Se Vende' en el coche te puede suponer una sanción de entre 200 y 1.000 euros. Y es que para los ayuntamientos esto supone un uso indebido de la vía pública: igual que no puedes salir a vender los tomates de tu huerto a la plaza del pueblo, tampoco puedes intentar deshacerte de tu vehículo así como si nada: es lo que se considera venta ambulante ilegal. 

Seguro que estás harto de ver que muchos aparcamientos de centros comerciales, plazas o viales cercanos a polígonos industriales se han convertido en una zona idónea para aparcar e intentar vender el coche... y precisamente por eso, han surgido diversas normativas y ordenanzas que pretenden regularlo.

 

 

Y es que desde la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (ANCOVE) (web), informan de que la mayoría de coches con cartel de venta procede de grupos comerciales organizados, por lo que la práctica no es tan inocente como parece, ya que puede haber malas prácticas, incluso peligrosas.

Por supuesto, tampoco se te debería ocurrir nunca circular si tu coche lleva puesto un cartel de venta; por regla general, estos se colocan sobre las lunetas y restan visibilidad a la conducción. Por eso, si te pillan puedes recibir una multa de 200 euros.  

Puede que sea la manera más rápida, fácil y barata de intentar vender tu coche, pero quizá a la larga te salga caro, así que intenta evitar recurrir a ella y cúrratelo un poco más... 

 

Lecturas recomendadas