Pasar al contenido principal

Peor que Hacienda: este Radar puso multas por 670.000 euros en 2019

Enhorabuena a los premiados

Imagen de perfil de Luis Guisado
El radar que más multó en 2019 está en Sagunto

Puede que te preguntes cuál es el radar que más multa de España. Quizá por curiosidad, o quizá porque te han llegado tres notificaciones del mismo cinemómetro y piensas que no puede ser casualidad, sino que el aparato te tiene manía como la profe de matemáticas del instituto.

Pues bien, según Automovilistas Europeos Asociados (AEA, donde puedes ver el listado pormenorizado), el radar que más multó en España durante el pasado año 2019 está ubicado en Sagunto, Valencia, en el punto kilométrico 478,1 (está a la altura del área de servicio). 

Esto no es novedad, porque se trata de un aparato que normalmente se encuentra en los puestos de cabeza de este listado. El año pasado tramitó él solo 59.428 denuncias, lo que significa que cada día 163 conductores cayeron en sus garras.

En este grupo de primera división de radares, también hay otros que multan de lo lindo. El segundo en el ranking se coloca el ubicado en el kilómetro 79,9 de la H-31, en Huelva (58.266 multas) en un lugar que siempre ha sido de 120 hasta que hace un par de años pasó a considerarse válido para una máxima de 100 km/h. 

El tercer puesto de la tabla lo ocupa un radar en la A3: el instalado en el punto kilométrico 156,5 en la provincia de Cuenca.

Lo más llamativo del caso es que apenas 50 dispositivos ponen casi la mitad de las multas totales: con 1.218.577 sanciones, son responsables del 41,5% de, mientras que los otros casi 950 cinemómetros se encargan del 58,5% restante.

Las comunidades que más multan y las que menos

Por Comunidades Autónomas, los conductores que peor se llevan con los radares son los andaluces, que se enfrentaron ellos solos al 23,2% de las sanciones (680.583), seguidos de los madrileños (372.078, un 12,7% del total) y los de la Comunidad Valenciana, con un 11,4 % (335.953).

Por su parte, donde más se aburrieron estos aparatos fueron en La Rioja (solo 39.034 multas), Cantabria (40.147) y Navarra (48.447).

Las multas, en autopista. Los accidentes, en secundarias

Lo que sí llama la atención es que la gran mayoría de las sanciones proceden de radares ubicados en autopistas, mientras que en secundarias, donde según datos de la AEA se producen el 70 por ciento de los accidentes, hay bastante menos. 

Por eso, Mario Arnaldo, el presidente de AEA, considera que "la DGT debería replantearse su política de radares, ya que no se está consiguiendo el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes, convirtiendo los radares en meros instrumentos de recaudación".

Más:

DGT

Y además