Pasar al contenido principal

5 razones para amar el nuevo Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV

Entiendo tu repulsa a este segmento. Ahora entenderás por qué estoy profundamente confuso.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde

Si nos lees con frecuencia es probable que ya sepas que el segmento de los todocamino no es precisamente nuestro favorito... aunque de vez en cuando nos subamos a auténticas excepciones que confirman la regla. ¿Estás preparado o preparada para sentir una crisis de identidad? Aquí tienes 5 razones para amar el Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV. Sé que parece imposible, pero es preocupantemente cierto. 

No te pierdas: los mejores coches de carreras de Alfa Romeo

Debo reconocer que la prueba del Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde que pude realizar hace unas semanas en los Emiratos Árabes Unidos me dejó un sabor tremendamente bueno en el paladar: a pesar de mis reticencias, el equilibrio general del coche y su comportamiento profundamente deportivo me hicieron replantearme si los SUV atléticos podían tener sentido. ¿Te suena de algo el Lamborghini Urus? Entonces entenderás la tormenta de sentimientos encontrados que tengo ahora mismo gestándose en mi mente. ¿Quieres que te cuente las razones por las que creo que la variante más salvaje del nuevo modelo italiano podrían enamorar a cualquiera? Siéntate y presta atención. Será duro. Pero tendrás que darme la razón... 

 

Razones para amar el Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV: diseño

Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde

Si por algo resulta cautivador el nuevo Stelvio es, sin duda alguna, por la imagen de la que hace gala. Tiene todo el sabor del diseño italiano y en la variante Quadrifoglio Verde este lenguaje tan personal se acentúa aún más gracias a la adición de algunos elementos tan deportivos como un nuevo paragolpes frontal, unas entradas de aire en el capó y unas generosas llantas que albergan dentro de sí un equipo de frenos a la altura. ¿Prefieres el estilo del Giulia? No te culpo: pero no puedes negar que, para tratarse de un maldito todocamino, sus formas resultan realmente interesantes. 

 

Razones para amar el Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV: postura al volante

Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde

Otra de las gratas sorpresas que me llevé al ponerme a los mandos del rival natural del Porsche Macan fue la postura de conducción que posee la alternativa italiana: aun estando colocado a una altura respetable derivada de su condición SUV la ergonomía del puesto del conductor es realmente admirable... y mucho mejor pensada para alcanzar ritmos alegres que la de algunos de sus rivales. Algunos de ellos incluidos entre los deportivos más lentos que el Stelvio Quadrifoglio Verde en Nürburgring, sí. 

 

Razones para amar el Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV: motor

Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde

Como te habrás imaginado ya, el corazón del Stelvio es un elemento fundamental a la hora de elaborar una receta realmente deportiva... y no han podido elegir un bloque mejor: se trata del mismo que ya usa el Giulia Quadrifoglio Verde -prueba- que, gracias a una cilindrada de 2,9 litros y la acción de sus dos turbos, es capaz de entregar 510 CV y 600 Nm de par máximo de un modo delicioso, adictivo y tremendamente elástico. ¿Quieres saber sus prestaciones? Puede completar el 0-100 en 3,8 segundos y alcanzar los 283 km/h de velocidad punta. 

 

Razones para amar el Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV: tacto de conducción

Un bloque tan generoso como el V6 que monta la opción más brutal del todocamino italiano necesitaba un comportamiento general a la altura... y lo han conseguido con creces: gracias a una suspensión diseñada expresamente para este modelo, a su eficaz sistema de tracción total y a un equipo de frenos realmente solvente conducir el Stelvio Quadrifoglio Verde a un ritmo salvaje resulta mucho más fácil de lo que podría parecer. Es bueno. Progresivo. Y genial.

 

Razones para amar el Stelvio Quadrifoglio Verde aunque odies los SUV: tracción

Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde

La última y definitiva razón por la que deberías amar el nuevo Quadrifoglio es tan sencilla como directa: en condiciones normales se trata de un modelo de propulsión que sólo envía un máximo del 50% del par al tren anterior en casos de pérdida de adherencia notables. ¿Has leído eso? Propulsión. Propulsión, maldita sea.

Lecturas recomendadas