Pasar al contenido principal

¿Es el Renault Mégane GT la mejor opción dentro de la gama Mégane?

Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line
Entre 115 y 160 CV. Suficiente, ¿no?

Cada vez hay más modelos compactos entre los que puedes elegir, y desde hace unos años hasta ahora es posible coger un coche con un aspecto deportivo, pero con un motor que no sea demasiado potente y un consumo que tampoco se pase de la raya. El Renault Mégane GT es uno de ellos. O mejor dicho, el Mégane con su acabado GT-Line. Porque Renault ha sabido darle un aire más llamativo a su alternativa del segmento C sin tener que apretarle demasiado las tuercas y conservando su mayor fuerte: la polivalencia. Así que, ¿es el Renault Mégane GT-Line (prueba) la mejor opción a la hora de comprar este compacto francés? Veamos.

Renault Mégane GT, ¿la mejor opción?

Quitando al brutal R.S., el Renault Mégane GT-Line es la variante más atractiva de la oferta de este modelo. Cuenta con lo típico en este tipo de versiones con una imagen más deportiva. Como unos paragolpes con un diseño más robusto, unos espejos en contraste con el resto de la carrocería, unas llantas más grandes que de costumbre o las típicas insignias distintivas. Además, en el interior dispone de una tapicería específica y de unas costuras que destacan sobre una tapicería oscura. Ya sabes.

La oferta mecánica de este Mégane GT es muy variada, si bien se echa de menos alguna alternativa híbrida, híbrida enchufable o de gas. Pero eso llegará en la próxima generación. Aun así, se puede escoger entre dos motores diésel y otros dos de gasolina. Los primeros pueden tener 115 o 150 CV, siendo este último siempre automático y el menos potente de manera opcional. Mientras tanto, los de gasolina cuentan con 140 o con 160 CV de potencia, y ambos pueden incluir una transmisión manual o automática.

Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line

Si lo que te preocupa es el equipamiento de serie, cálmate. Viene hasta arriba de extras y no tendrás que desembolsar ni un euro más por ninguno de ellos; no te hará falta. Cuenta con numerosos sistemas de ayuda a la conducción, como detección de señales de tráfico o de ángulo muerto, así como con un buen número de elementos de confort y tecnología. Como luces diurnas de LED, climatizador de dos zonas o una pantalla táctil multimedia de 7 pulgadas en disposición vertical.

Para terminar, te lo puedes llevar a casa a cambio de una tarifa bastante justa. Los precios del Renault Mégane GT-Line comienzan en unos 19.000 euros con varios descuentos incluidos, en el caso del motor de gasolina con menor potencia. Que aun así son 140 CV. Y llegan hasta los más o menos 24.000 euros en el caso de la motorización diésel más potente, con 150 CV.

Buscador de coches

Y además