RM Sotheby's celebra el centenario de las 24 Horas de Le Mans con un lote de 24 incunables

Ferrari 250 GTE '2+2' coche de seguridad de las 24 Horas de Le Mans en 1963. (Fotos: RM Sotheby's)

Gustavo López Sirvent

Este viernes 9 de junio, y para celebrar el centenario de las 24 Horas de Le Mans, se subastarán 22 coches, una bandera de salida y un mono.

El próximo viernes 9 de junio es de esas fechas que los fanáticos de la automoción (con alto poder adquisitivo) deberían subrayar a fuego en el calendario porque la casa de subastas RM Sotheby's abre una puja con un lote de 24 elementos que podríamos catalogar de incunables. Se va a celebrar en el mítico circuito de Le Mans como celebración del centenario del mítico trazado de la Sarthe.

Para que veas la trascendencia de esta almoneda, han calificado esta festividad como "la carrera más grande del mundo". Promete ser la venta más importante de coches deportivos jamás ofrecida y será una parte integral de la edición 2023 de carrera de las 24 Horas de Le Mans, donde los organizadores tendrán numerosas actividades de celebración únicas.

No te preocupes si no puedes comprar lo que allí se subaste. También puedes ir como espectador, ya que la entrada es gratuita. Eso sí, llévate un paquete de kleenex para babear...

Entre los objetos subastados verás una bandera de salida de las 24 Horas de Le Mans de 1965, el mono de carreras que utilizó Jacky Ickx en 1985, un Aston Martin DBR9 GT1 de 2007, un Delahaye 135 S de Portout de 1936, un Ferrari 365 GTB/4 1969 que compitió en Daytona o un Aston Martin Le Mans LM8 de 1932, que es el más antiguo de los subastados.

Pero nosotros nos vamos a quedar con las dos estrellas de esta subasta:

Porsche 962 de 1985

Porsche 962 de 1985

Es la estrella de esta subasta. Este 962 C, número de chasis 004, es uno de los tres Works 962 asignados al equipo de fábrica Rothmans Porsche para las temporadas 1985 y 1986. Haciendo su debut en las 24 Horas de Le Mans de 1985, fue adornado con la icónica librea de Rothmans. 

Pilotado por John Watson, Vern Schuppan y Al Holbert, el Porsche se clasificó quinto detrás de los otros 962 de fábrica, ambos equipados con motores de 3 litros para la clasificación. Durante la carrera mantuvo el segundo lugar detrás del Joest 956 durante más de 12 horas, antes de que un fallo en el cigüeñal significara el final de su carrera después de 21 horas de competición.

Valentino Rossi seleccionó específicamente este Porsche para conducirlo en el Festival de la Velocidad de Goodwood de 2015, mientras que en 2022 se demostró tanto en Goodwood como en el Silverstone Classic, y se reunió con Derek Bell y John Watson. En 2018, se completó una restauración realizada por el experto en marcas, Trevor Crisp, de Katana Ltd.

Decimos que es la estrella porque es el coche por el valor más alto. Su subasta se moverá entre los seis y los nueve millones de euros.

Ferrari 121 LM Spider by Scaglietti de 1955

Ferrari 121 LM Spyder

En 1955, el 300 SLR de Mercedes-Benz presentó un desafío que no pudieron superar los coches de carreras V-12 de Ferrari, ni el ágil 750 Monza de cuatro cilindros, lo que llevó a Il Commendatore a encargar a Aurelio Lampredi que creara un motor de seis cilindros en línea más potente. 

El motor avanzado de 3.747 cc encontró un hogar en el 118 LM, un automóvil deportivo diseñado para enfrentarse a la estrella de tres puntas en la Mille Miglia de 1955. El chasis 0546 LM fue uno de los cuatro coches de Works construidos para el evento, llegando a la línea de salida en Brescia usando el #728, con el piloto de Ferrari Piero Taruffi al volante.

En la batalla de Ferrari con Jaguar y Mercedes, el récord de vuelta se batió no menos de 10 veces, pero los 121 LM no pudieron soportar el ritmo durante 24 horas completas. Después de 52 vueltas, Castellotti se detuvo derrotado, seguido unas horas más tarde por Phil Hill y Umberto Maglioli. 

Eso dejó al chasis 0546 LM, junto con el actual campeón Maurice Trintignant, para defender el honor de Ferrari. Lo hicieron con aplomo, llevando la pelea al eventual ganador Hawthorn hasta la hora 10, cuando el motor de Lampredi no pudo más; gastado, tanto el coche como el conductor se vieron obligados a retirarse después de 107 vueltas.

El heroico esfuerzo en Le Mans marcó el final de la carrera de Works del chasis 0546 LM, y se vendió al final de la temporada. Ahora, este mito se venderá entre 5.500.000 y 6.500.000 euros.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches premiumSubastas de coches