Pasar al contenido principal

Rolls-Royce quiere volver a hacer carrocerías a medida

Rolls-Royce Sweptail
A petición del cliente.

Tras el trabajo que la marca inglesa realizó con el Rolls-Royce Sweptail, la compañía estaría desarrollando su nueva división para fabricar coches únicos. Rolls-Royce quiere volver a hacer carrocerías a medida, unos trabajos que había dejado de hacer y que querrían rescatar para atender a compradores exigentes. Torsten Müller-Ötvös, CEO de Rolls-Royce, lo ha confirmado.

No te pierdas: Así es el exclusivo Phantom que Rolls-Royce ha creado en conjunto con Hermès

El máximo responsable de la marca propiedad de BMW ha confirmado que la nueva división Rolls-Royce Coachbuild está en marcha y con ella se podrán fabricar cualquier modelo con el que el cliente sueñe. "Podemos ofrecer a nuestros clientes la oportunidad de crear un automóvil en el que cada elemento se construye a mano según sus requisitos individuales precisos", decía la marca.

Los coches que salgan de esta división serán completamente únicos y por tanto tendrán un precio completamente desorbitado. Según parece, el Sweptail le costó a su propietario cerca de 12,8 millones de dólares. Estamos hablando de un precio demasiado alto incluso para un Rolls. Pese a ello, la marca sí tiene clientes que buscarían este tipo de trabajos para poder disfrutar de un coche todavía más exclusivo.

La compañía regresará a sus orígenes con esta división, pues los primeros años de su producción se encargaba de construir carrocerías a medida. Solo hace falta encontrar el chasis oportuno para, sobre esa base, fabricar una carrocería a petición del cliente. La última plataforma de la marca está preparada para adaptarse a diferentes diseños, pudiendo utilizar esta tecnología para hacer frente a las peticiones más especiales.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches