Pasar al contenido principal

¿Sabes qué coche es este? Se trata de un 'escorpión' rodante

Pininfarina creó este 'arácnido' para inaugurar una nueva era en el diseño automovilístico

Imagen de perfil de Javier Prieto
El 'Scorpione' de Pininfarina

A lo largo de la historia han existido un buen número de concept cars o prototipos que, a pesar de sus virtudes, han caído en el olvido. Nos referimos a verdaderas joyas, creaciones superlativas, que sin embargo, no las conoce ni 'El Tato'. Pues pretendemos rescatar de la oscuridad a una de estas criaturas. Si lo recuerdas, hace un tiempo te hablamos de uno de estos casos de Expediente X Automovilístico: el Lamborghini Marzal. Pues resulta que el prota de hoy tiene muchas similitudes con aquel. Ambos fueron creados por magos italianos del diseño, pertenecen a fabricantes de ese mismo país, comparten estética revolucionaria y se presentaron a finales de la 'década yeyé'. ¿Sabes qué coche es?¿No? Vale. Otra pista. Como te decíamos en el titular, se trata de un 'escorpión' del asfalto, concebido por el maestro carrocero Pininfarina, concretamente, Filippo Sapino. Internamente a este  concept car se le conocía con la clave SE010. 

 

 

La presentación tuvo lugar en el Salón de Bruselas de 1969 y dejó ojipláticos a los allí presentes. Unos lo consideraron una exclusiva obra de arte motorizada; otros pensaron que era más raro que un perro verde. Suponemos que ya sabes que nos referimos al Abarth 2000 Pininfarina Coupe Scorpione, popularmente conocido como 'el escorpión'. Suponemos que el apelativo se debe a la silueta de ese bicho que luce en la chapa. La carrocería del biplaza, elaborada con fibra de vidrio, mide 3.870 mm de largo, 1.780 mm de ancho y 970 mm de alto y solo pesa 670 kg. El motor Fiat/Abarth Tipo 236, de 1.946 CC , 296 caballos y 211 Nm, asociado a un cambio manual de 5 velocidades, permite alcanzar los 275 km/h

 

 

A la hora de frenar, dispone de discos en las cuatro ruedas, algo increíble para la época. Ya en el interior, dos asientos de cuero son las únicas concesiones al lujo. El resto del habitáculo rezuma un gran minimalismo estilo racing. Para el final hemos dejado los dos elementos que más nos han llamado la atención, si es que eso es posible. Por un lado, los seis faros delanteros centrales, y por el otro, el parabrisas integral levadizo transparente que da acceso al cockpit. Por último, la zaga destaca por exhibir el motor desnudo y un prominente tubo de escape que nos recuerda un lanzamisiles. Echa un ojo a los vídeos. ¿Te ha gustado el Abarth 2000 Pininfarina Coupe Scorpione? Pensamos que este concept car se adelantó a su tiempo... para lo bueno y para lo malo.

Foto principal: YouTube

 

 


 

Lecturas recomendadas