Pasar al contenido principal

¿Sabías que el logo de BMW no es realmente una hélice?

BMW
Muchos creen que el logotipo de BMW es una especie de hélice que hace referencia a los orígenes aeronáuticos de la marca, pero no. Y no es algo que la marca alemana se haya ocupado de desmentir precisamente, y es que toda publicidad, al final, es buena.

La historia de BMW se remonta a hace muchos años. Muchísimos. Y no tiene en los coches su origen, sino en el mundo de la aviación. Rapp Motorenwerke fue un fabricante de motores de avión nacido en 1913 con Karl Rapp a la cabeza. No fue hasta 1917 cuando BMW, Bayerische Motoren Werke o Bavarian Motor Works, nació, rebautizando el primero.

No te pierdas: las novedades que se van a presentar en el Salón de Frankfurt

 

En aquella primera época la ahora firma de vehículos premium no tenía un logotipo como tal, a pesar de que sus motores aeronáuticos eran todo un éxito. Eso hizo que la marca no estuviese en la mente de la gente de esos años a pesar de su engrasada maquinaria. En 1917 llegó este primer logotipo, que por cierto tenía similitudes con el antiguo emblema de Rapp. El anillo exterior del símbolo quedaba delimitado por dos líneas doradas y llevaba las tres míticas letras.

Cosas de prohibiciones

Precisamente aquí estaba el truco. Bavaria, el estado de origen de la marca, queda presentado por los cuartos del círculo interior. Los colores, por su parte, son los estatales de Baviera, y se colocan en orden inverso para leerse en sentido horario. Este orden inverso se debe a que las leyes de marcas locales de entonces prohibían el uso del escudo de armas estatal u otros símbolos de soberanía en los logotipos comerciales.

¿Y cómo surge esa leyenda de la referencia a la hélice? Resulta que varios anuncios mostraron las letras de BMW en las hélices de los aviones. Con ello se buscaba, además de la promoción de los motores, recalcar los inicios de la marca. Pero no, sus cuadrados interiores no tienen nada que ver con una hélice, y sí con la zona de origen de la marca.

 

Desde la propia BMW nunca se ha hecho mucho esfuerzo por hacer caer la leyenda urbana de las hélices. Al fin y al cabo están orgullosos de su origen y, como se suele decir, cualquier tipo de publicidad es buena. Ahora sabemos un poco más acerca del origen del logo de BMW. Y lo que está claro es que, con hélice o sin ella, algo no ha cambiado, y es que siguen ofreciendo unos de los mejores productos del mercado, aunque ahora sea sobre tierra, claro.

 

Buscador de coches

Y además