Pasar al contenido principal

Opinión: ¿es el Seat León TGI una alternativa Eco realista?

¿Es el GNC una alternativa a la electricidad?

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Seat León TGI

Si estás pensando en el Seat León TGI como alternativa entre los coches eco, estás leyendo el artículo indicado. Pero, antes que nada, tenemos que analizar la situación actual en cuanto a lo que entendemos por coche tradicional y automóvil sostenible. Casi se podría decir que entre los buenos y los buenos de la película, pero ése es otro tema.

Los coches tradicionales, bien sean diésel o gasolina, tienen los días contados. Es obvio, no solo por las medidas medioambientales sino porque en el futuro no habrá coches nuevos como hoy entendemos. Echemos la vista hacia atrás y pensemos cómo era la movilidad individual y familiar hace poco más de un siglo. Pues lo mismo pensarán nuestros tataranietos de nuestros artilugios.

Pero volvamos al presente. Se avecinan tiempos oscuros para los coches movidos por hidrocarburos. Las mediciones de consumos y emisiones más realistas gracias al ciclo WLTP  ya han provocado víctimas de la nueva normativa de homologación . Ya hay ciudades españolas que van a prohibir el diésel  e incluso, en Europa, ya hay quien piensa en prohibir también los híbridos, como así te contamos en la notcia sobre que Gran Bretaña estudia prohibir los híbridos de combustible en 2040.

A corto-medio plazo, los coches deberán ser sostenibles si quieren circular con mayor o menor libertad, sobre todo por las ciudades. El Seat León con tecnología TGI es una alternativa porque recibe la etiqueta DGT como coche híbrido con pegatina Eco, .

En cuanto a los coches eléctricos tienen dos condicionantes que los lastran: su precio y la recarga por lo que la alternativa total porque este Seat León TGI es híbrido ya que cuenta con dos fuentes de alimentación: gasolina y gas.

Opinión: Seat León TGI ¿Cómo es?

El Seat León TGI (de gas natural) es una alternativa eco en cuanto que cumple los estándares actuales para ser considerado así. El uso de gas natural comprimido, más limpio en sus emisiones que la gasolina o que el gasóleo, le permite obtener la pegatina Eco.

El funcionamiento del sistema híbrido del Seat León TGI es sencillo: primero consume el tanque de gas (15 kg) y cuando se agota, de forma automática y casi sin que se aprecie, se mueve gracias a la gasolina. No hay opción de elegir ni alternar.

Seat León TGI

El kg de GNC está próximo a un euro. El consumo medio que nos mostró en la prueba del Seat León 1.4 TGi se sitúo en 4,4kg/100km y la autonomía del Seat León TGI en GNC es superior a 300km lo que, para moverse por ciudad le presenta como un coche híbrido de gasto contenido pero más económico que un vehículo tradicional.

Estás características ayudan a bajar el coste en combustible en viajes largos ya que, con uso combinado de GNC y gasolina, el Seat León TGi puede resultar igual o más económico que un automóvil diésel en ese mismo desplazamiento.

Las mayores dudas surgen cuando cuando se enfrenta a coches híbridos eléctricos. Comparándolo con un modelo equivalente, en cuanto a dimensiones y prestaciones como pudiera ser el Toyota Auris híbrido de gasolina, los vehículos electrificados parcialmente tiene un precio de venta ligeramente superior.

No cabe duda que la mayoría del sector del automóvil se mueve hacia la electricificación masiva pero, a medias, están las alternativas en cuanto al uso de combustibles fósiles menos nocivos.

El Seat León TGi es una alternativa eco más que coherente para quienes buscan un coche nuevo cuyo desembolso inicial sea moderada y que, gracias a  su clasificación ambiental, le permite circular por zonas restringidas a los vehículos tradicionales y cuyos consumos lo equiparen con los coches diésel con prestaciones equivalentes.

Lecturas recomendadas