Pasar al contenido principal

Siete coches que son eternos

No se rompen, oiga

Estos son siete coches que son eternos, después de que hace unos días te mostráramos a los 7 coches que han desaparecido de la tierra, llega el momento de conocer su lado opuesto. Es decir, los coches que no tienen fin y que continúan funcionando a la perfección durante años.

Dentro de la selección de siete coches, encontramos a coches tan duraderos como el Mercedes W123. Este Mercedes era el antecesor del Mercedes Clase E, se lanzó al mercado en 1975 y estuvo en producción hasta 1986. Su fiabilidad es legendaria y no es raro encontrarse con unidades con 2 millones de kilómetros recorridos.

Dicen que estos fueron los 10 coches menos fiables de 2017

En el mercado de ocasión hemos encontrado esta Mercedes Sprinter con 832.000 km en perfecto estado. Y es que los de la marca tienen fama de ser duros. Al menos los de antes: mira el W124 que te contaba antes, que también es un coche que debería estar entre los coches que son eternos aunque, finalmente, no lo hemos incluido en nuestra selección.

Venga, échale un vistazo a la galería de fotos y verás los coches que son eternos. ¡Y si quieres, cuéntanos tu experiencia en redes!

 

Lecturas recomendadas