Pasar al contenido principal

Así son las carreras ilegales que reúnen a más de 500 personas en Barcelona

Carreras ilegales de coches

Peligro al volante

La celebración de carreras ilegales en España no es algo nuevo. Desde hace décadas se realizan en distintos puntos de nuestro país con más o menos popularidad, protagonizadas por coches deportivos y otros más comunes. Sin embargo, ahora parece que Barcelona uno de los puntos clave. Tanto es así, que ya reúnen a más de 500 jóvenes cada fin de semana.

Ya son muchos los medios de comunicación que han abordado este fenómeno en los últimos meses, ya que es algo que no ha hecho más que crecer en la Ciudad Condal y las zonas cercanas últimamente. En las noches de los fines de semana, zonas poco concurridas como polígonos industriales y alrededores de urbanizaciones se llenan de jóvenes que corren entre ellos con sus coches.

Un ejemplo se dio el pasado mes de septiembre, según informó Elperiódico.com. En una misma noche se realizaron dos concentraciones simultáneas en el polígono de Can Jardí de Rubí, aunque la policía hizo que los presentes se desplazaran a otro lugar. Ya unos meses antes, otra concentración se saldó con el atropello mortal a un motorista en la zona.

Estas son quedadas organizadas a través de un canal privado de Telegram, en el que se desvelan las ubicaciones con apenas una hora y media de antelación para evitar la presencia policial. Aun así, se cambia de lugar al cabo de las pocas horas, ya que los Mossos d’Esquadra llevan varios meses alerta para acabar con estas carreras ilegales. Sin embargo, aún no han logrado su objetivo.

Las redes sociales, la mayor baza de los agentes

Así, cada fin de semana se convierte en una persecución continua entre los distintos puntos elegidos para estos eventos. Los agentes ya conocen muchos de los lugares habituales, pero no es sencillo acabar con estas carreras en el momento y los vídeos que se publican en redes sociales son su principal baza para encontrar a los participantes.

De esta manera, siguen celebrándose estas reuniones cada viernes y sábado desde hace meses en varios puntos de Cataluña, según apunta eldiario.es. A ellas acuden vehículos comunes como los Opel Corsa y otros más potentes como los BMW M2, según se puede ver en distintos vídeos. 

Como espectadores cada vez hay más jóvenes, que disfrutan del espectáculo mientras otros aprovechan para hacer botellón. De hecho, Rafael Aguilar, jefe del área central de investigación de accidentes de tráfico de la policía catalana, señaló al medio citado que estas concentraciones "han proliferado muchísimo desde la pandemia" y que es un fenómeno "totalmente imprevisible".

Algunos encuentran en estas carreras ilegales una alternativa al ocio nocturno habitual, dados los altos precios de entrada de algunos locales. Sin embargo, los Mossos d’Esquadra recuerdan que no deja de tratarse de una acción peligrosa más allá del delito en sí que supone, ya que no es la primera vez que se han producido atropellos graves e incluso mortales en este tipo de eventos.

Y además

Buscador de coches