Pasar al contenido principal

A subasta este Porsche 917K de Le Mans 1970

Porsche 917K Gulf Chasis 26 Nº22

¿Hay una forma mejor de gastarse unos cuantos millones?

Lo que estáis viendo en las imágenes es exactamente lo que parece: el Porsche 917K con la emblemática decoración de Gulf que corrió en las 24 Horas de Le Mans de 1970 con David Hobbs y Mike Hailwood tras el volante. Se trata de una pieza histórica de la competición y pronto será subastado.

Es nada más y nada menos que el chasis 26, con el dorsal número 22. Fue uno de los tres coches que entraron en aquella prueba de resistencia con JW Automotive Engineering, todos ellos con la decoración azul de Gulf. Sin embargo, el número 22 se distinguía del resto por su techo, que se pintó totalmente de naranja en lugar de llevar una línea en ese color. Al contrario que los otros 917K, este montaba un motor 12 cilindros de 4,5 litros -los otros dos llevaban bloques de 4,9 litros-, que era más fiable.

Los 917K fueron modelos introducidos en 1970 como una evolución de los 917 originales. Según los pilotos de la época, aquellos coches eran demasiado difíciles de conducir a altas velocidades, por lo que tuvieron que ser modificados. Se les acortó la carrocería, de ahí la letra ‘K’ del nombre, que hace referencia a ‘Kurzheck’ -literalmente ‘cola corta’ en alemán-.

Este coche en concreto completó 49 vueltas alrededor del Circuit de la Sarthe, pero su resultado no fue el esperado. Aquella edición estuvo marcada por la lluvia y llevar un coche de este calibre al límite bajo esas condiciones no es en absoluto una tarea fácil. Finalmente, el aquaplaning hizo que el 917K número 22 perdiese el control, saliéndose de la pista y chocando. Solo siete coches pudieron acabar la carrera aquel año y fue el 917K de Porsche Salzburg el que se hizo con la victoria. Eso sí, el que estáis viendo en las imágenes pudo quedar inmortalizado antes del incidente, ya que fue filmado por el equipo de rodaje que se encontraba allí para la realización de la película 'Le Mans', protagonizada por Steve McQueen.

El accidentado chasis 26 fue reconstruido por Porsche tras la prueba como uno de los 917 Spyder utilizados en el campeonato German InterSerie y fue pilotado por Ernst Kraus y Georg Loos. En 1974 fue retirado de la competición y desde entonces ha tenido tres dueños, siendo el último el que ha decidido restaurarlo para devolverlo al estado que tenía al comienzo de las 24 Horas de Le Mans de 1970. Así, el coche ha recuperado su carrocería coupé original y su reconocible decoración.

Tras recuperar su impresionante aspecto original, este modelo será subastado en agosto por RM Sotheby’s Monterey, donde es seguro que captará toda la atención. ¿El precio estimado? Entre 16 y 18,5 millones de dólares, casi nada.

Y además

Buscador de coches