Pasar al contenido principal

El SUV descapotable que Audi creó para adelantar el Q5

Audi Cross Cabrio quattro concept

¿Habría funcionado de salir a la venta?

En el año 2007 Audi llegó al Salón del Automóvil de Los Ángeles con un coche muy peculiar. Era una especie de crossover descapotable y sirvió para adelantar en cierto modo algunas de las claves del futuro Q5.

Denominado Audi Cross Cabrio quattro concept, jamás llegó a la producción, aunque de hacerlo podría haber rivalizado con el Range Rover Evoque Convertible. La premisa era similar, ya que mezclaba dos tipos de coche distintos. Era un descapotable, sí, pero era un coche realmente grande en comparación con aquellos de ese segmento. Medía 4,6 metros de largo y 1,9 metros de ancho, de manera que era mayor que el A3 del momento a pesar de su aspecto en las fotografías.

Más allá de sus dimensiones, uno de los puntos que más llamaba la atención era su techo. No era de chapa, pero su fabricación multicapa hacía que este coche pudiese ser utilizado durante todo el año sin importar las condiciones meteorológicas, o así lo aseguraba Audi. Tardaba 17 segundos en abrirse por completo.

¿Con un lado off-road?

Eso sí, que no os engañe la apariencia del Cross Cabrio quattro concept. A pesar de parecer un SUV cualquiera, este no había sido pensado para mantenerse muy alejado de cualquier terreno irregular, al menos sobre el papel. Con unas llantas de aleación de 21”, puede que no fuese lo que uno tendría en mente al pensar en el off-road, pero Audi le dotó de varios refuerzos en la parte inferior, un diferencial central, sistema de tracción a las cuatro ruedas y regulación de altura de manera eléctrica que permitía subirlo hasta 40 mm. No sabemos si esto se traduciría realmente en un rendimiento aceptable más allá de la carretera, pero parece que Audi estaba convencida de ello.

Aun así, no era un coche pensado para la dura vida del campo y eso se podía notar en su interior, forrado de una llamativa -y delicada- piel blanca. Además de esta decoración, podíamos encontrar un navegador GPS que se servía del programa Google Earth e incluso un micrófono y un altavoz para cada asiento que filtraba el ruido de fondo para mejorar las conversaciones entre los ocupantes. ¿Quién lo habría pensado?

Con un diésel bajo el capó

Con todo, el Audi Cross Cabrio quattro concept tenía algunos elementos puede que algo futuristas, pero otros que nos recuerdan cómo han cambiado las cosas en el automovilismo. Si bien ahora los motores diésel son ‘aquellos que no deben ser nombrados’, en el 2007 no era así y este SUV montaba un bloque diésel de 3 litros que producía unos suficientes 243 CV. No sabemos cómo se comportaba este motor en este coche, eso sí, ya que jamás llegó a la producción.

Su cometido real era adelantar detalles del Audi Q5 que se lanzó un año después, aunque realmente eran dos coches completamente distintos. Pero esa fue la idea de la marca de Ingolstadt y finalmente no contamos con este coche en el mercado. Si alguien, alguna vez en su vida, ha sentido la necesidad de comprar un SUV descapotable alemán, el VW T-Roc Cabrio es una opción a tener en cuenta. Pero no es lo mismo, claro está.

Buscador de coches

Y además