Pasar al contenido principal

Todas las enfermedades por las que la DGT te quita el carné de conducir

enfermedades DGT quita carné

Importante si tienes que renovar el carné

Para conducir con seguridad, está claro que hay que tener todos los sentidos en alerta para poder reaccionar a tiempo ante cualquier eventualidad. Hay enfermedades que pueden mermar esa capacidad de reacción y por las que la DGT te quita el carné de conducir.

No solo el alcohol o las drogas pueden disminuir tus capacidades al volante. También algunas enfermedades pueden ser peligrosas. Por ello, la DGT recoge en un documento aquellas que impiden realizar la conducción correctamente y, si usas el coche con alguna de esas dolencias, puedes recibir una multa.

No obstante, conviene diferenciar entre diferentes escenarios si no cuentas con un informe médico favorable: la reducción del período de vigencia del carné, el establecimiento de alguna limitación a la circulación o de adaptaciones en el coche o, directamente, la prohibición de conducir. 

Enfermedades cardíacas

enfermedades DGT quita carné

Por ejemplo, las personas que padecen arritmias cardíacas y han sufrido una pérdida de atención o un síncope en los últimos seis meses sólo podrá renovar el carné con un informe del cardiólogo. En caso de ser favorable, la vigencia será de un año.

En el caso de un conductor al que se le implanta un marcapasos, la renovación deberá hacerse un mes después de la operación y siempre con un informe favorable del cardiólogo. La renovación será de tres años.

Otros casos:

  • Desfibrilador automático: si el conductor sufre una descarga apropiada, se podrá renovar el carné tres meses después. En este caso se podrá prorrogar un año, algo que se deberá hacer tres meses después desde la implantación del desfibrilador si es por prevención secundaria y dos semanas si es primaria. 

Si la descarga ha sido inapropiada no se podrá llevar a cabo el trámite hasta que se solucione la afección.

  • Prótesis valvulares cardíacas e infarto agudo de miocardio: se puede volver a conducir tres meses después de la operación.

Enfermedades vasculares

Si el conductor ha sufrido una aneurisma de grandes vasos o disección dependerá de si ha pasado por el quirófano o no. Si no ha sido operado con tiene un informe favorable, podrá renovar el carné por un período entre uno y diez años. En caso de riesgo de rotura en los vasos no habrá renovación. 

En cambio, si ha sido intervenido, podrá renovar el carné seis meses después y con un informe favorable, pero tendrá que regresar anualmente o cada dos años.

Enfermedades endocrinas

enfermedades DGT quita carné
Sistemas ADAS.

La diabetes mellitus insulinodependiente o el tratamiento con medicamentos hipoglicemiantes implica que el carné tendrá que renovarse dentro de un plazo que puede ir de uno a cinco años, siempre que se tenga un informe favorable. 

Si al conductor le diagnostican hipotiroidismo y paratiroides, el período puede ser más amplio: de uno a diez años con un informe favorable. Si en alguno de los casos no tiene el visto bueno, no podrá renovar el permiso.

Enfermedades psiquiátricas

La validez del carné dependerá de la gravedad de la enfermedad: delirium, demencias, trastornos de ansiedad, catatónicos, de la personalidad y del sueño.

También trastornos obsesivo compulsivo y del desarrollo intelectual, ansiedad, depresión, TDH y abuso y dependencia del alcohol o las drogas.

Enfermedades neurológicas

enfermedades DGT quita carné

Si el conductor ha sufrido una crisis o pérdida de conciencia en el último año, será declarado no apto. Si ha tenido un accidente isquémico transitorio, podrá renovar el carnet con una vigencia de un año, siempre que cumple los siguientes requisitos: seis meses sin síntomas y un informe favorable.

Si se trata de una epilepsia, la validez del carné dependerá del tiempo que ha transcurrido desde la última crisis:

  • Una crisis (o la primera): la renovación será entre uno y diez años, tras seis meses.
  • Un año sin crisis: entre uno y dos años.
  • Tres años sin crisis: entre uno y cinco años.

Enfermedades digestivas

Si el conductor padece nefropatía con diálisis, pero cuenta con un informe médico favorable, la vigencia será de entre uno y diez años. En cambio, si el informe es desfavorable, será declarado no apto

En el caso de un trasplante, deberán pasar más de seis meses y contar con un informe médico a su favor para poder renovar el carné.

Enfermedades respiratorias

Como con otras enfermedades, en el caso de las respiratorias dependerá de si el conductor cuenta con un informe favorable o no. 

Pero, si padece disneas permanentes en reposo o de esfuerzo leve no podrá conducir. Si se trata de una apnea del sueño su vigencia será de tres años.

Enfermedades oncológicas

enfermedades DGT quita carné

Si afecta a las capacidades sensitivas, cognitivas o motoras que incidan en la conducción y hay un informe favorable, la renovación se hará por un período de un año

Pero, si no hay evidencia de enfermedad actual y no está recibiendo tratamiento activo, ese período será como máximo de cinco años

En cambio, si se trata de un trastorno oncohematológico, la renovación no será posible, normalmente, hasta que hayan pasado diez años tras la completa desaparición de la enfermedad.

Enfermedades degenerativas

Por último, otras de las enfermedades por las que la DGT puede quitar el carné son las digestivas. Si son crónicas o están avanzadas, el afectado no podrá usar le vehículo.

Etiquetas:

DGT

Y además

Buscador de coches