Pasar al contenido principal

El transporte público eléctrico va para largo: "No se plantea ni para 2030 ni para 2040"

autobús eléctrico

El 25% de los gases de efecto invernadero de España se deben al uso del transporte

Mucho se habla de los coches eléctricos en todas sus variantes, pero poco del transporte público eléctrico. Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el transporte es responsable del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero en España. El 95% de ese porcentaje se genera en las carreteras. Ahí queda eso.

El balón ahora está sobre el tejado de las administraciones públicas, que han de hacer la flota de transporte más sostenible. Y la respuesta a este dilema se llama electrificación. Recordemos que Bruselas espera finiquitar los coches de gasolina y diésel en 2035, pero claro, estos son privados. 

Nuestros compañeros de BUSINESSINSIDER.es han informado que las dos grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona, ya han empezado a trabajar en la electrificación de sus vehículos. En el caso de la capital, la Empresa Municipal de Transportes espera hacerse con 150 autobuses eléctricos entre 2022 y 2023. 

En la Ciudad Condal tiene un plan un poco más ambicioso. Transportes Metropolitanos de Barcelona contempla en su plan estratégico tener en circulación 233 buses en 2025. A pesar de ello, sigue sin haber una fecha definida para saber cuándo serán totalmente eléctricos estos autobuses públicos que tantas emisiones de CO2 emiten.

Problemas de alcance, aunque también llegarán ayudas

"Ni siquiera en la estrategia europea, donde son muy ambiciosos, se plantea que pueda haber un 100% de electrificación en el año 2030, ni 2040", argumentó María José Rallo, secretaria general de Transportes y Movilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en una entrevista con nuestros compañeros de BI.

La dificultad más grande, según relató la secretaria general, radica en la escasa autonomía que tienen los autobuses interurbanos: "No es previsible que, a medio plazo, esta se consiga a través de la electrificación". 

No se puede arrojar la toalla en ese sentido, ya que el Gobierno ya ha manifestado su intención de ir dando pasos lentos, pero seguros, para que la flota de transporte público esté completamente formada por vehículos eléctricos. Hay una propuesta en la que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana va a incentivar esta actividad con 400 millones de euros en ayudas.

"Teníamos dudas de si tendría éxito o no por la situación en la que estamos, pero está funcionando mejor de lo que esperábamos. Queremos ver si cumplimos nuestro objetivo. Con la guerra de Rusia ha venido de nuevo la inestabilidad económica, pero vamos por la buena línea", subraya Rallo de manera optimista.

Entre otros factores, el clima ha hecho que nuestro país se convierta en el banco de pruebas europeo perfecto para el transporte público eléctrico. Ya hay marcas, en concreto la compañía MAN, que ya está testando sus camiones y autobuses en varias ciudades de España. 

Etiquetas:

Autobuses Transporte

Y además

Buscador de coches