Pasar al contenido principal

¿Usas bien el asidero del coche? No, y esta es la razón

Asidero del coche

¿Sabes para para qué sirven?

Hoy en día, los automóviles están provistos de todo tipo de tecnologías y elementos de equipamiento muy sofisticados. Pero siguen conservando otros que llevan con nosotros décadas y, a menudo, pasan desapercibido. Hoy te vamos a explicar la verdadera razón por la que no usas bien el asidero del coche.

Antes de seguir, cuando hablamos de asidero, no pienses en ese elemento presente en el salpicadero en el lado del copiloto que suelen tener los vehículos todoterreno. Nos referimos a esa especie de manetas o tiradores que están en el techo, en cada puerta. 

Normalmente, los asideros del coche se utilizan para agarrarse, especialmente, en las curvas si se cogen a más velocidad de lo normal. O también cuando un conductor circula demasiado deprisa. 

Por otra parte, hay muchos usuarios que utilizan el asidero para colgar alguna percha, por ejemplo, un traje, una americana, una camisa, etcétera. De hecho, las marcas han incorporado en algunos casos un gancho para colocar perchas. 

La verdadera razón por la que no usas bien el asidero del coche

La verdadera razón por la que no usas bien el asidero del coche

Pero, en realidad, la verdadera función del asidero no es esa, por eso, no lo usas como es debido. Y te decimos porqué. 

Como publican nuestros compañeros de Computer Hoy, la presencia del asidero en el lado del conductor ya nos da alguna pista de que su función no es agarrarse, ni mucho menos colocar una percha, ya que el conductor no puede soltar las manos del volante ni puede tapar la ventanilla. 

La razón por la que no usas bien el asidero es porque sirven para facilitar la entrada y salida del vehículo, tanto de los pasajeros como del conductor. Sin más. Si te agarras al asidero, puedes salir del coche con más comodidad, sobre todo en aquellos con el techo más bajo, como los coupés, o vehículos de tres puertas, aunque estos cada vez son menos frecuentes. 

Y además

Buscador de coches