Pasar al contenido principal

Se vende uno de los tres prototipos del Bugatti EB 112

Bugatti EB 112
Schaltkulisse

Uno de los coches más desconocidos de la marca

Ser el dueño de un Bugatti ya te aporta un estatus especial. Al fin y al cabo, es una marca caracterizada por algunos de los coches más rápidos y exclusivos del mundo. Eso sí, si quieres ir más allá, puede que esto sea para ti. ¿Quieres un rarísimo Bugatti EB 112? Ahora, tienes una oportunidad.

Solo se conoce la existencia de tres prototipos de este modelo en la actualidad y uno de ellos acaba de aparecer a la venta en el portal alemán Schaltkulisse. Se trata del chasis #39002, con apenas 3.900 kilómetros recorridos y un precio que ni siquiera se muestra en la oferta, aunque no pecaremos de arriesgados si afirmamos que será un coche -muy- caro.

Es uno de los modelos más raros de la marca francesa, ya que no llegó realmente a la producción en serie. Se desarrolló en la década de 1990, cuando Romano Artioli era el dueño de la compañía, que resucitó con el lanzamiento del EB 110.

Un homenaje a la historia de la marca

En este caso, la idea era crear una berlina deportiva con un estilo retro. Así, el aclamado Giorgetto Giugiaro fue el encargado de realizar un diseño que debía basarse en coches como el Type 57 SC Atlantic y el Type 32, de manera que recordara la historia de la compañía. El resultado fue un coche con una personalidad única que sorprendió a todos en el Salón de Ginebra de 1993.

Por dentro, el aspecto era lujoso pero discreto, con una gran presencia de materiales como la piel y muy enfocado hacia la modernidad. Eso sí, era la mecánica lo más llamativo de este coche, ya que el motor del Bugatti EB 112 era un V12 de 6 litros capaz de ofrecer unos 450 CV y un paso de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos

La velocidad máxima era de 300 km/h y, aunque no sean prestaciones especialmente llamativas en el terreno de los coches V12 de los 90, era algo realmente a valorar en una berlina. Además, el propio Artioli puso de manifiesto lo positivo de otros aspectos del coche como su manejo, que al parecer era más emocionante que el del EB 110.

No podemos comprobarlo, eso sí, ya que solo se tiene constancia de la existencia de tres unidades. A mediados de los 90, Bugatti tuvo que cerrar su fábrica de Campogalliano por dificultades económicas y años después fue adquirida por el Grupo Volkswagen. Sin embargo, el proyecto quedó parado y, finalmente, abandonado.

Solo se fabricaron tres unidades preserie. El chasis #39001 fue fabricado por Italdesign, mientras que los dos restantes iban a ser ensamblados por Bugatti. Tan solo el que veis en las imágenes había sido comenzado cuando se cerró la fábrica, aunque las tres unidades fueron completadas finalmente por Monaco Racing Team cuando su dueño, Gildo Pallanca Pastor, compró el lugar.

Tras ser completado, este Bugatti EB 112 fue entregado a Chevalley, un importador de la marca suizo, y ahora, el coche se pone a la venta. Lo hace en unas condiciones perfectas de funcionamiento y al parecer solo ha tenido un dueño en su historia. No sabemos quién lo comprará, pero quien sea acabará con un coche capaz de atraer las miradas incluso en los ambientes más selectos.

Etiquetas:

Motor Lujo curiosidades

Y además

Buscador de coches