Pasar al contenido principal

¿Verdad o mentira? Un coche consume menos en punto muerto

¿Estabas equivocado? Tranquilo, ¡es tu momento para hacer las cosas bien!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Punto muerto

Es probable que lo hayas escuchado hasta la saciedad y con muchísima convicción. "Que sí, que un coche consume menos en punto muerto". Y tú, como hombre de buena fe, pues has aplicado esto como máxima cada vez que bajas esa carretera de pronunciada pendiente. Te diré si me lo permites, amigo, que hay que cuestionar todo en esta vida. ¿Es esto verdad o mentira? Si has respondido verdad... ¡EEEEEH! Error.  

No te pierdas: ¿Consume menos un diésel que un híbrido?

Un coche no consume menos en punto muerto... Esto podía tener cierto sentido en los coches más viejos con carburador, pero hoy en día, si ponemos punto muerto para bajar una pendiente, lo que conseguiremos es que el motor deje de funcionar como compresor de aire y de frenar al vehículo, así que necesitará inyectar combustible para conseguir que el motor siga girando; es decir, para que no se cale. ¡OH! Hemos conseguido justo el efecto contrario al que queríamos…

Además, esto no solo afectará a tu bolsillo, sino que además podrías estar haciendo un flaco favor a tu seguridad. Si se pierde retención del motor y en algún momento lo necesitas, tendrás que hacer un mayor uso de los frenos, estos terminarán perdiendo eficacia y cada vez necesitarás más tiempo para detener el coche. Ni que decir tiene que no debes apagar el motor. Jamás, pues perderás también la asistencia de la dirección.

 

 

Por tanto, la mejor manera de consumir menos con el coche en una bajada es llevando una marcha engranada y sin acelerar -te recomiendo que eches un vistazo a los pros y los contras del cambio automático y manual-. De esta forma, la energía cinética del coche lo mantiene en movimiento, las ruedas giran y, en este caso, hacen girar el motor. ¡Y todo esto sin gastar combustible pues no se necesita inyección! Además, no estarás comprometiendo la respuesta de los frenos ni de la dirección o, en otras palabras, no te estarás jugando el pellejo ni el de los demás. 

Espera, no hemos hablado de qué marcha debes llevar engranada, pero lo mejor es llevar siempre la más larga y a su vez, la más coherente para que el coche no vaya 'demasiado rápido' y podamos controlarlo sin tener que ir frenando constantemente. Así que ya sabes, la próxima sobremesa te tocará defender a ti nuestro verdad o mentira... ¡Suerte!

Lecturas recomendadas