Pasar al contenido principal

Vete olvidando de un Volkswagen T-Roc GTE

Ni enchufable ni enchufablo

Imagen de perfil de Luis Guisado
No habrá T-Roc híbrido

Si estás esperando un Volkswagen T-Roc GTE, quizá deberías ir olvidándote. El nuevo modelo de Volkswagen está llamado a añadir un poco de movimiento a uno de los segmentos que más han crecido durante los últimos meses, el de los SUV urbanos, gracias a una imagen que también recuerda a eso que están popularizando algunos de los últimos en llegar: una carrocería coupé como el BMW X2.

No te pierdas: Volkswagen T-Cross, el hermano pequeño

Te decía que está llamado a alegrar las calles de las ciudades, pero por lo que se ve, no a engrosar las filas de los mejores coches eléctricos. Como me confirmaron en la marca cuando pude hacer la prueba del Volkswagen T-Roc 2.0 TSI de gasolina, aunque técnicamente sería posible porque comparte la plataforma con el Volkswagen Golf, lo cierto es que el modelo más potente será el de 190 CV.

La MQB la estrenó el Audi A3 en 2012, aunque paulatinamente se han ido añadiendo modelos tan dispares como el Audi TT o el Volkswagen Tiguan de la anterior generación.

Comparte plataforma con el Seat Arona

La plataforma MQB A0 que podría utilizar un hipotético Volkswagen T-Roc GTE es una variación de la MQB, pero enfocada a modelos del segmento B como el nuevo Volkswagen Polo o el primo del T-Roc, el Seat Arona.

Según Volkswagen, las ventajas de utilizar una plataforma modular como esta, aparte de que acepta las variantes del grupo que seguro qeu conoces como las híbridas y las CNG (por ejemplo, el Seat León TGI) es que se pueden ahorrar en torno a los 50 kilos de peso y que las marcas del consorcio pueden variar cotas como la batalla, vía y voladizos.

Si te lo preguntas, hay una medida que no varía, y es la distancia que hay entre el juego de pedales y el centro de las puedas anteriores.

En cuanto al posicionamiento del Volkswagen Golf T-Roc GTE, quedaría quizá muy por encima en cuanto a coste, y eso que el modelo más caro (T-Roc TDI 150 4Motion DSG) ya ronda los 35.000 euros. En todo caso, no suena nada mal la idea de tener una variante de 204 CV, ¿no crees?

 

Lecturas recomendadas