Pasar al contenido principal

Vídeo ¿El Citroën volador? En Inglaterra es una realidad

Parece un cohete... con un mal aterrizaje.

Imagen de perfil de Javier Prieto
El Citröen volador en Inglaterra

Hoy te presentamos el modelo de Citroën volador, que en Inglaterra es una realidad. Si no nos crees, solo tienes que echar un ojo al siguiente vídeo.

Las 5 multas más grandes que pueden caerte en carretera  

En él verás cómo una furgo modelo Berlingo se eleva y surca el espacio en una carretera en Norkfold, Reino Unido. Su conductor se comió -enterita- una glorieta que pasaba por allí.

 

Radiografía del vuelo

El Fittipaldi, antes de iniciar vuelo, dio gas a tope y en una maniobra temeraria, adelantó, cambiándose de carril, a otro coche. Ahí estuvo el origen del lío.

Lo siguiente que vio el conductor de la Citroen ya no le moló tanto. Porque instantes después de esa acción, se comió literalmente el bordillo de una rotonda.

Cómo recurrir una multa de tráfico.

Por esas cosas de la inercia, la velocidad y la masa, es decir de las Leyes de la Física, salió catapultado por los aires. En las secuencias se aprecia su despegue, viaje y aterrizaje -de emergencia- algo accidentado e incómodo, tras superar el obstáculo vial.

Si te fijas bien, parecía la típica filmación de algún récord al estilo americano en el que son capaces de saltar varios coches sin tocarlos.

 

Tres heridos... y ningún funeral

Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas mortales, pero sí tres heridos que sufrieron lesiones de diversa consideración. Lo único bueno del suceso -por decir algo- es que no tomaron tierra sobre ningún otro vehículo.

Porque si así hubiera sido, podían haberla liado parda. Además la caída de la Berlingo fue lateral y de lo más fea. 

 Alucina con las 8 mayores sanciones de Europa

Por cierto, hemos conocido este testimonio audiovisual gracias a la grabación que realizó un ciudadano desde otro coche.

Éste también debía transitar en esos instantes por encima de la velocidad permitida. De lo contrario, no habría podido seguirle ni de Blas al Citröen volador.

Suponemos que al piloto de la furgo Citröen se le echó de repente la rotonda encima. Si es que hay que tener mucho cuidado con ellas.Son muy traicioneras y, como las columnas de laa plazas de garaje, se mueven.

Desconocemos si este sujeto estaba bajo algún tipo de sustancia química incompatible con el volante o había ingerido alguna clase de bebida espirituosa. Lo qu sí sabemos, es que el Citroen volador, en Inlglaterra, sí existe.

Imagen portada: YouTube.

Lecturas recomendadas