Pasar al contenido principal

Vídeo: este triciclo funciona con agua y pasa de 0 a 100 en medio segundo

Agárrate fuerte mientras François Gissy te da la única lección de física que necesitarás en tu vida.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Triciclo François Gissy

Texto: Rowan Horncastle

Quizá hayas oído hablar de François Gissy, posiblemente la persona con más pelotas sobre la faz de la Tierra. Hace tres años, se subió a una bicicleta impulsada por un cohete y la llevó a unos increíbles (abre bien los ojos, fijo que se te descuelga la mandíbula) 333 km/h. Sí, lo has leído bien. Trescientos treinta y tres kilómetros por hora. En una bicicleta.

Ahora, con la ayuda de una rueda extra, se las ha apañado para producir cifras todavía más extremas. Ha construido un triciclo casero que pasa de 0 a 100 en 0,55 segundos y que alcanza su velocidad máxima, 260 km/h, en 200 metros. Y ‘únicamente’ emplea la fuerza proporcionada por aire comprimido y agua de lluvia.

Efectivamente, el bueno de François ha cogido esas primeras nociones de ingeniería que nos dan en el colegio sobre cohetes hechos con botellas y la ha dotado de esteroides. Su triciclo es algo que dejaría los Bugatti Chiron, Hennessey Venom GT y cualquier otro hiperdeportivo o coche eléctrico (va por vosotros, fans de Tesla) llorando en la línea de salida. Lleva una horquilla frontal de motocicleta, ruedas traseras de kart y un depósito de aluminio forrado en fibra de carbono que aloja 159 litros de agua de lluvia. Agua que ha sido sometida a una presión de 6.000 psi.

Vídeo: Cómo convertir un triciclo de niño en un vehículo (casi) de carreras.

Todo lo que Gissy tuvo que hacer después fue poner su vehículo en la línea de salida y engancharlo a algún dispositivo que midiera el tiempo. Al tocar un botón, la física se descorcha y aparecen cifras absurdas, como un 0 a 100 en 0,5 segundos y unas fuerzas g de 5,1. Es necesario agarrarse con la fuerza de Hulk para no caerse.

Se trata, sin duda, de la manera más ecológica de ir deprisa. Tan deprisa que, si echas un vistazo al vídeo, te darás cuenta de que (a los 60 segundos, más o menos) los píxeles de la cámara no dan de sí…

 

Lecturas recomendadas