VÍDEO: hoy ponemos el foco en las motos para evitar cosas como estas...

Caídas producidas por falta de atención

¡Ojo! Cuando hay que ponerse serio nos ponemos como los que más. Hoy dejamos las cuatro ruedas por un momento y ponemos el foco en las motos con este vídeo para intentar evitar situaciones como las que vas a ver, caídas que se pueden evitar con un poco de atención y una velocidad adecuada a la vía. En la seguridad de las motos, todo es poco para evitar lo que ya imaginas: caídas que ponen en riesgo la vida del motorista y la de los demás usuarios de la carretera.
Nos encantan los coches, nos entusiasman las motos y sus prestaciones (estas son las motos más caras que te puedes comprar), pero hay veces en las que hay que saber conducir con cabeza y echar el freno antes de que pasen cosas como las que vas a ver.
Desde hace años, las motocicletas se han convertido en las reinas de la movilidad. Triunfan en las ciudades y en las vías interurbanas porque son más ágiles que un gato en una ratonera y muy manejables entre el tráfico denso. No temen a los atascos, pueden aparcar casi en cualquier lugar y su mantenimiento y consumo resultan más reducidos que otras opciones de movilidad, como el coche.

Esto te va a molar: La moto de Ferrari


Pero claro, no todo iban a ser flores. Es evidente que son también uno de los medios de transporte más vulnerables que existen.
Por eso, no nos cansamos de, entre risa y buen rollo (como acostumbramos en esta web), ponernos serios al hablar de seguridad sobre dos ruedas. Hace poco vimos una de las imágenes más espeluznantes sobre una moto y que está analizando la Guardia Civil. Te recordamos en el siguiente vídeo:

Esto es lo que nunca debes hacer en una carretera abierta al tráfico con tu moto

Os aseguramos que no hace falta hacer ningún cursillo avanzado. Basta con aplicar un poco de sentido común, ya que tu integridad física y la de tu moto están en juego.

¿Unos consejillos? Venga que estos son gratis...

Extrema la prudencia desde el primer instante en el que te incorporas a la circulación, asegurándote de que no entorpeces el paso de ningún peatón (si lo haces desde la acera) y de que el resto de los usuarios de la vía pública advierten tu presencia. En el vídeo vas a ver que muchos accidentes y caídas están causados por no mantener la distancia de seguridad: hazlo, hasta la saciedad, hasta que te aburras y hazte visible. No te sitúes en los ángulos muertos del resto de los vehículos que te preceden y no te fíes en ningún momento del asfalto, porque la trampa puede estar en un socavón o en un guardia tumbando del que no te hayas percatado. Y ya que estamos de consejos, olvida eso de llevar sólo el casco. Tu cuerpo no está compuesto sólo por una cabeza y debes protegerlo lo mejor posible. ¿Has probado lo duro que está el asfalto? ¿y cómo abrasa? Guantes, chaqueta, pantalones, botas…

 

Lecturas recomendadas