Vídeo: ¿sabes cómo gestionar una curva correctamente?

La solución para tenerlo todo bajo control...

El nuevo tutorial de la Escuela Española de Pilotos te da las claves para saber cómo gestionar una curva correctamente con el coche y tener así el máximo control de la situación. Lo primero de todo es tener en cuenta que nosotros  tenemos una gran influencia por nuestras acciones al volante y pedales. 

La frenada es la primera acción que hacemos para gestionar una curva y la frenada regresiva es la técnica que utilizamos para mantener la adherencia máxima y el control del coche. ¿Estás confuso? Te explico: consiste en quitar presión de frenado cuando empezamos a girar el volante - aquí puedes ver también cómo debes sujetar el volante mientras conduces- para dejar adherencia a las ruedas y girar el coche.

¿Sabes cuáles son los 7 coches que jamás debería conducir un novato?

Lo que hagamos en la entrada de la curva puede hacer que el propio coche y la curva nos produzca sensaciones diferentes al volante, es decir, que lo hagamos subvirar o sobrevirar solo con el freno. El acelerador también tiene una gran importancia a la hora de tomar una curva (¿recuerdas cómo se hacía el doble embrague?), ya que en coches de propulsión deportivos puede ser un recurso para hacer al coche tomar la dirección correcta y evitar situaciones de pérdida de trayectoria por subviraje. 



Estas técnicas son utilizadas en competición pero trasladadas al uso cotidiano que le das al coche, lograrás mucha más seguridad y confort en tus desplazamientos a diario. Ponlas en práctica cuando te encuentres en un entorno seguro... ¡y usa la cabeza para ello! 

 

Lecturas recomendadas