Pasar al contenido principal

Vídeo: A un Tesla Model X le cae encima una avioneta y no hay víctimas

Pues si que son duros los coches de Elon Musk.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Una avioneta se choca con un Tesla y no hay víctimas

A un Tesla Model X le cae encima una avioneta mientras circula por Houston (Estados Unidos) y no hay víctimas. Parece el típico titular sensacionalista para obtener un clic más en la cruenta batalla de los medios digitales. Nada más lejos de la realidad.

Así es la prueba de un Tesla Model X

Eso es lo que sucedió cuando una aeronave de la DEA, que efectuaba un vuelo de entrenamiento, sufrió un fallo mecánico. Ante la crítica situación y sin tiempo material para dirigirse a un aeropuerto, el piloto decidió realizar un aterrizaje de emergencia... en una carretera en la capital de Texas y sobre un Tesla Model X.

Pero claro, en la vida diaria esas cosas no salen tan bien como en las pelis. Por muy de la DEA que fuera el comandante, su maniobra dejó bastante que desear y... lió un estropicio de muy señor mío. Y esto lo decimos porque en su descenso se llevó por delante un montón de cables de un tendido eléctrico. 

 

 

Bueno, y eso no es todo. Antes de tocar suelo, se chocó contra varios vehículos que transitaban por la zona. La peor parte se la llevó un Tesla Model X, que prácticamente quedó para el desguace. A pesar de ello, el conductor y propietario del coche, Oniel Kurup, y su hijo, resultaron ilesos. Sin embargo, menudo susto que se debieron llevar.

No te pierdas: Cómo ver la Fórmula 1 gratis

Oniel explicó que cuando llamó para alertar de lo sucedido a Tesla, al pobre hombre nadie le creía. Los empleados pensaron que se trataba de una broma. Sin embargo, el propio  Elon Musk, fundador de Tesla, cuando se enteró del siniestro, comentó lo sucedido en las redes sociales.

Posiblemente, Musk quedó muy satisfecho con el mensaje que publicó Kurup en su cuenta de Facebook. Venía a decir que estaba que su retoño y él estaban vivos gracias a Dios y a Tesla. Eso si que es una buena campaña de publicidad. Ah sí, los tres superagentes que viajaban en el pequeño avión, también están bien. Seguro que si hasta ahora no poseían un Tesla, después de este test-crash de altos vuelos, se comprarán uno de su modelos.

Imagen portada: YouTube.

 

Lecturas recomendadas