Pasar al contenido principal

VÍDEO: A este Volvo 740 le han metido un motor V8 y así le va...

Imagen de perfil de Kike Ruiz

 El Volvo 740 ha sido siempre un coche cómodo, afable, agradable de conducir. Muy familiar. Los modelos de los años noventa de Volvo eran famosos por su fiabilidad y su robustez. Se decía que podían con “cualquier obstáculo”. Pero no se caracterizaban por ser los coches más rápidos sobre el asfalto precisamente… 

Hasta que quieras que sea así y lo logres. ¿Cómo? Eliminando todo lo que es superfluo y aporte un peso innecesario, y metiendo bajo el capó un motor V8 más propio de un dragster. Si lo haces, te podemos asegurar que vas a tener una bestia llamada Volvo 740 y que ya va a ser de todo menos un coche cómodo y familiar.

Nuestro protagonista ha llevado esos principios hasta sus máximas consecuencias y ha logrado construir un Volvo 740 que es un locura. No hay nada que tenga que ver con el original salvo por la carrocería. Todo en su interior ha sido transformado para lograr un único propósito. Ser el 740 más rápido del planeta.

Volvo 740 V8

El Volvo 740 nació en 1982 para ser la variante más accesible del Volvo 760. Como bien indica su nombre, la diferencia estaba en el ‘4’ que hacía referencia a los cuatro cilindros de su motor. Utilizaba la misma carrocería y la misma suspensión que su hermano mayor, pero su equipamiento de serie era menos completo.

En el 1988 el 740 recibió una serie de mejoras, después de su gran aceptación en el mercado, y se ofrecía con dos opciones mecánicas. Por un lado, una versión de 155 CV de potencia y por otro, una variante de 2,0 litros que desarrollaba 200 CV. Ambas con un bloque de 4 cilindros. 

Lo que no sabemos, es que lleva este Volvo que vemos en el vídeo, pero es dinamita. Parece que vuela cada vez que pisa el acelerador. Y claro, cada vez que su conductor se vuelve loco con el pie derecho, al ser un coche de tracción trasera, se pone a trompear como un loco. ¡Qué efímera felicidad!  

Más:

Vídeos

Buscador de coches

Y además