Pasar al contenido principal

Viejas glorias: Ford Cougar

Esa mirada es inconfundible... ¡No te olvidamos!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Ford Cougar

Si hay un nombre peculiar en la historia de la marca del óvalo ese es el del Ford Cougar, un coupé de tamaño mediano vendido en el mercado europeo entre 1999 y 2002. Su denominación no fue tomada al azar, sino que servía para rendir homenaje a uno de los 'muscle cars' más llamativos de Ford, el Mercury Cougar y además, tenía una clara intención detrás. 

El Ford Cougar fue el segundo intento de Ford de introducir en el mercado un coupé deportivo que siguiera la misma línea que el Ford Capri, que tomaba como base el Ford Cortina; el primer intento había sido el Ford Probe, en ese caso basado en el Mazda MX-6. 

Sin embargo, el Ford Cougar tomó más bien como referencia en modelo familiar de Ford en aquella época, el Ford Mondeo. Hizo su debut en diciembre de 1998 y lo cierto es que las opiniones sobre su estilo, que al parecer se había creado de cara al nuevo milenio, fueron de lo más variadas. 

 

 

Sin embargo, Ford decidió seguir aplicando esos rasgos a la mayoría de su gama posteriormente. Dejando de lado algo tan superficial como la imagen (o eso dicen) centrémonos en las sensaciones que el Cougar ofrecía. 

Según algunas pruebas de la época, el coche era divertido de conducir, efectivo y fiable en carreteras reviradas. Podía montar dos motores el Ford Cougar: el primero de ellos, un Zetec de 2.0 litros que ofrecía 128 CV y el segundo, un Duratec de 2,5 litros y 168 CV, con dos niveles de especificación que equivalían a un Ford Mondeo Ghia (estándar) y un Ghia X (X). 

No te pierdas: Opel Calibra o Volkswagen Corrado, ¿con cuál te quedas? 

Podía asociarse a cambios automáticos o manuales y todas las variantes venían con llantas de aleación de 16 pulgadas de serie. De hecho, sus anchos neumáticos de 215 mm tenían buena ‘culpa’ de su buen comportamiento en curva. 

Sin embargo, a pesar de todas sus virtudes (que las tenía)… no logró demasiado éxito. Al contrario que con el Capri, sus ventas nunca fueron destacables y cuando llegó el sustituto del Ford Mondeo Mk.I, el Cougar decayó en Europa y se retiró del mercado en agosto de 2002.

Los costes del coche y la falta de prestigio, así como el éxito del BMW Serie 3, fueron algunos de los problemas a los que tuvo que hacer frente. El Ford Cougar se produjo en Estados Unidos, aunque allí tenía se comercializaba a través de una marca diferente.

 

¡Así es el Ford Mustang Bullitt 2019!

 

Es el caso del Mercury Cougar, que en realidad tampoco logró destacar y dejó de producirse en el año 2002. Lo cierto es que algunos de sus rivales, como el Opel Calibra, tuvieron más suerte y llegaron a estar siete años en el mercado, ¡con algo más de 238.000 unidades vendidas! Aun así, no queremos olvidarnos de un nombre tan especial como el Cougar. 

Lecturas recomendadas