Pasar al contenido principal

Volkswagen empieza sus pruebas de conducción autónoma avanzada

Estamos cada vez más cerca de echarnos a llorar...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Volkswagen e-Golf autónomo, dinámica

Como cuentan en Carscoops, la carrera para construir el primer coche que no necesite nadie al volante continúa: la marca germana ha estado probando una flota de cinco Volkswagen Golf eléctricos dotados del nivel 4 de conducción autónoma (éstos son los niveles de conducción autónoma que existen) en Hamburgo (Alemania).

Para apañárselas en el congestionado tráfico de la ciudad, estos coches eléctricos han sido equipados con una cantidad de sistemas considerable. Eso incluye 14 cámaras, 11 escáneres láser y 7 radares distintos. Los sensores generan cinco gigas de datos cada minuto (¡cada minuto!), por lo que los vehículos tienen una potencia de computación equivalente a la que ofrecerían 15 ordenadores portátiles.

Todo esto es necesario, según explica la marca, para que los Golf con nivel cuatro de conducción autónoma estén completamente alerta ante la presencia de peatones, ciclistas, coches aparcados, motoristas y otros usuarios de las calles. También han de lidiar con las intersecciones, el cambio de carriles en una circulación normal y situaciones más complejas, como quién tiene prioridad de paso en un cruce.

En estas circunstancias, Volkswagen utiliza varias clases de inteligencia artificial; eso incluye reconocimiento de patrones, el aprendizaje profundo y la utilización de redes neuronales.

Los vehículos transitarán por un tramo de tres kilómetros de autopista designado "cama digital para las pruebas de conducción automática y conectada". Es parte de una sección más larga, nueve kilómetros, que se completará en 2020 y contará con tecnología infraestructura-vehículos y viceversa.

Mientras que los coches pueden avanzar solos bajo ciertas condiciones, cada uno será manejado por conductores especialmente formados en seguridad que intervendrán en caso de emergencia. Se trata de algo muy común en la industria, pero no previene, necesariamente, todos los accidentes.

Volkswagen ya está aprendiendo cosas de estos test; los resultados del experimento se incorporarán a sus numerosos programas de conducción autónoma. La compañía sigue diciendo que su objetivo es ofrecer a los clientes "productos concretos para el transporte autónomo de bienes y pasajeros en las carreteras públicas en un par de años". Sin embargo, eso depende en buena parte de los cambios legislativos y de la actualización de las infraestructuras.

Y además