Pasar al contenido principal

¿Volvo XC40 o BMW X1? Cuál elegir

Comparamos los aspectos más destacados

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Pues eso

Entre los coches de 2018, el nuevo Volvo XC40 provoca que sus rivales empiecen a recibir la presión de un modelo del que ya se han recibido hasta 20.000 reservas antes de ser comercializado.

Esto permite poner al Volvo XC40 2018 en disposición de situarlo bajo la lupa de la comparativa contra sus más directos competidores. Para esta ocasión hemos elegido el nuevo BMW X1, el más pequeño de los SUV compactos de los alemanes.

¿Volvo XC40 o BMW X1?

Lo primero que hay que hacer situar es a ambos dentro del escalón de acceso a los SUV de cada marca.

Con unos dimensiones contenidas, permiten viajar en su interior hasta a cuatro personas con una comodidad y calidad de acabados significativa aunque destacan los detalles de Volvo, que si has leído ya nuestra prueba del XC40 sabrás que premian las soluciones dadas en cuanto a habitabilidad, y si se configura con la opción Inscription se añadirán detalles más lujosos. En cuanto al BMW X1, ha renovado por completo su interior y ahora luce más elegante que la versión previa.

Estéticamente ambos guardan las líneas de diseño de sus hermanos mayores, siendo el X1 el que quizás parezca conservador pueda parecer mientras que el nuevo XC40 resulta más futurista, rompedor y quizás atractivo.

Y si quieres saber más sobre el hermano mayor del Volvo, no te pierdas la prueba del XC60 

BMW ofrece el acabado M Sport donde el carácter deportivo destaca y por ello cuenta con un volante diferente al resto de gama junto con la pintura azul Estoril Blue como seña de identidad estética y llantas de 18 pulgadas dignas de un vehículo más extremo.

La versión R-Design del nuevo Volvo XC40 le confiere un aire más sport que la básica, con elementos estéticos modificados como la doble cola de escape o la parrilla rediseñada pero lo interesante es que la suspensión es específica y se conjuga con este carácter más extremo con unas llantas también de 18 pulgadas.

Un aspecto importante para quien tiene que decidirse entre el Volvo XC40 o el BMW X1 es la capacidad de carga del maletero. Parten desde los 460 litros ampliables a 1.336 gracias a la posibilidad de abatir los asientos traseros, en el caso del sueco, y de los 505 litros que pueden aumentar hasta los 1.550 del alemán, lo cual confiere mayor volumen de carga al X1.

Respecto a los motores, para el Volvo XC40 se puede elegir entre cinco opciones: en el caso de los bloques de gasolina son tres y se parte de los 156 CV y tracción delantera y dos integrales con 190 CV o 247 CV de potencia máxima. En el caso de los gasoil, son dos, uno de 150 para el que se puede elegir entre delantera o total, y otro de 190 CV de tracción total. 

En el BMW X1 se ofrecen hasta siete motorizaciones, tres de gasolina, dos con tracción delantera de 136 ó 192 caballos, o tracción total y 231 CV, mientras que los de gasoil disponen de tracción delantera y 116, 150 o 190. Finalmente la de 231 caballos, disponiendo éste de tracción integral.

Lo que no se ofrece en ninguno de los casos es adquirirlo como coche híbrido aunque todo parece indicar que llegará.

En cuanto a los precios de los que se parte, no hay discusión si lo que premia es un presupuesto más contenido ya que los 30.600 euros del BMW X1 de la Essential Edition quedan muy lejos de los 42.723 del acabado de base del Volvo XC40 Momentum pero lo cierto es que lo mejor es recurrir a los configuradores en línea de ambos permiten acercar el precio definitivo a la idea del posible cliente.

¡No te pierdas la prueba del Volvo XC40 T5!

Lecturas recomendadas