Pasar al contenido principal

He probado un purificador de aire con ozono y así debes usarlo en tu coche

A ver qué pasa

Si quieres probar un purificador de aire con ozono para tu coche, en internet vas a encontrar toda clase de dispositivos. Y aunque hay unos específicos para auto, que funcionan insertándolos directamente en la toma USB, no te recomiendo su uso por todo lo que podrás leer a continuación. 

En mi caso, compré este purificador de ozono para el coche al comienzo de la cuarentena, cuando me costó 25,39 euros mientras estaba preparando el artículo para AUTOBILD.es sobre cómo desinfectar tu coche de virus con productos caseros. Sin embargo, al igual que las mascarillas FP2, tardó demasiado tiempo en llegar y ahora ha subido el precio por la alta demanda, así que no lo encontrarás por menos de 40 euros. 

Escogí este dispositivo para limpiar el coche con ozono por dos motivos: su tamaño compacto y, sobre todo, que dispone de una batería de 2200 mAh con la que puede funcionar de manera completamente independiente durante más o menos media hora. Para ello, tiene una toma mini USB y en la caja venía con un cable, así si lo llevas en el coche siempre puedes mantenerlo cargado. 

Cuidado con el ozono, es peligroso

He probado un purificador de aire con ozono y así debes usarlo en tu coche
La capacidad de generar ozono de este aparato es de 30 mg a la hora

Este aspecto de que funcione de manera independiente era fundamental porque ya conocía que el ozono es bastante tóxico. Así que el primer consejo sobre cómo usar un purificador de ozono en el coche es que nunca, jamás, lo enciendas mientras hay alguien en su interior. Eso fue lo que me llevó a desechar la compra de uno de los aparatos que van en formato llave USB. 

El funcionamiento del purificador de ozono es muy sencillo, siempre que tenga carga en la batería, al pulsar el botón de encendido durante más de dos segundos, arranca y, después de un segundo, su pequeño motor eléctrico activa un compresor que hace pasar el aire a través de una membrana. Aquí, el oxígeno que hay en el aire se oxida un poco más para formar moléculas de ozono que saldrán por uno de los lados. 

El ruido de todo el proceso es muy escaso, no molesta, pero eso da igual porque insisto en que no debes estar mientras usas el purificador de ozono en el coche o en una habitación. Además de envejecimiento de los pulmones, este gas produce irritación en las mucosas, asma y, en general, puede agravar cualquier afección pulmonar previa. 

Así, exponerse al ozono para desinfectar el coche puede ser contraproducente. Según la OMS, la cantidad de ozono que se empieza a considerar tóxica es de 240 microgramos por metro cúbico, que es bastante baja, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de O3 que estos aparatos producen. 

Así debes usar el purificador de ozono en un coche

He probado un purificador de aire con ozono y así debes usarlo en tu coche
Cuando enciendas el purificador, pon el aire acondicionado y la recirculación para que se limpie el filtro

Concretamente, el purificador de ozono que he probado genera 30 mg/h. Teniendo en cuenta que un miligramo son 1.000 microgramos y que el habitáculo completo de un coche, como mucho, tendrá unos 2 metros cúbicos, en poco más de un minuto, esta máquina habrá producido una cantidad de ozono en una concentración tóxica.

Por este motivo, para usar el purificador de ozono en tu coche, bastará con que lo dejes estacionado con el dispositivo encendido, como mucho, un par de minutos. Para mejorar la limpieza, debes mantener el motor encendido con el aire acondicionado con la recirculación puesta y así todo el aire de los conductos y del vehículo se desinfectará. Igualmente, el ozono debería ayudar a que el filtro del habitáculo no pase malos olores. 

Ni qué decir tiene que, en cuanto vuelvas a entrar en el coche, debes apagar el purificador de ozono. Mi último consejo sobre este dispositivo es que solo valores su compra si tienes que hacer un uso compartido frecuente de tu vehículo y que nunca lo utilices en sustitución de la limpieza de las zonas de contacto. Y es que, con estas máquinas nunca vas a saber cuánto ozono de más está entrando a tus pulmones. Como popularmente se dice, puede ser 'peor el remedio que la enfermedad'.

Buscador de coches

Y además