Pasar al contenido principal

Qué le pasa a tu coche si repostas diésel R33

De momento, está en fase experimental

Imagen de perfil de Noelia López
Diésel R33

Seguro que a estas alturas has escuchado en alguna ocasión hablar del BlueDiésel, el diésel que ha inventado Volkswagen. Y aunque todavía no está a la venta son muchos los coches que se preguntan: ¿qué pasa si reposto mi coche con diésel R33?

El Bluediésel R33 es la denominación comercial de un nuevo tipo de biodiésel que, efectivamente, está desarrollando el fabricante alemán.

Lo llaman también el diésel azul, gasóleo azul diésel milagroso porque promete las mismas prestaciones que el gasóleo actual, pero con un 20% menos de emisiones contaminantes, con lo que podría ser la solución que buscan todas las marcas que quieren que las mecánicas diésel sigan siendo una alternativa de compra.

Cómo funciona el diésel R33

La gran diferencia entre el diésel R33 y el gasóleo convencional está en su composición: mientras el gasóleo tiene un 7% de biodiésel, el R33 eleve este porcentaje hasta el 30%, que se obtiene a partir de residuos y parafinas procedentes de aceites de cocina usados.

Diésel azul

¿Qué pasa si echo a mi coche diésel R33?

En principio nada más o nada menos de lo que le puede pasar si repostas gasóleo tradicional.

El diésel R33 todavía no está homologado para la venta en gasolineras europeas, pero sí ha pasado los controles que demuestran que su calidad y sus prestaciones son idénticas a las del gasóleo que respostamos hoy día.

Para utilizarlo no es necesario realizar ningún tipo de modificación en el vehículo (solo los muy antiguos no están preparados para funcionar con biodiésel). Sí hay algunos componentes que pueden ver reducida su vida útil, pero exactamente igual que sucede con cualquier otro biodiésel: los fabricados con caucho, plástico y que contengan cobre.

De momento, en fase de pruebas

El fabricante alemán ha hecho las primeras pruebas con este biodiesel repostando su flota de vehículos en las estaciones de servicio de Wolfsburgo (Alemania). También ha iniciado una operación de prueba en la planta de Salzgitter (Alemania) para dar comienzo a la producción en serie de este biocombustible.

Lo que no se sabe es cuándo el Diésel R33 dará el salto a gran escala a los surtidores de Europa, pero dado el interés de la Unión Europea por aumentar el uso de biocombustibles como el etanol y el biodiésel, seguramente estará presente antes de lo que nos imaginamos.

 

Lecturas recomendadas