Pasar al contenido principal

Opinión: ¿debería ser el Seat Ateca híbrido el primer Seat ‘eléctrico’?

La respuesta es clara y bastante contundente.

electrico enchufable enchufe suv nuevo españa

Bajo mi punto de vista: sí. Rotundamente. SÍ. Un Seat Ateca híbrido debería ser una realidad hoy mismo entre los coches nuevos, aunque todos sabemos que hay prioridades y en el Grupo Volkswagen no creo que tengan ninguna intención de crear un Seat eléctrico o híbrido antes que otros modelos semejantes de Audi o de Volkswagen. Los coches híbridos parecen la solución ideal hoy en día y no cabe duda que un Seat Ateca con un motor eléctrico sería el paso hacia los Seat eléctricos que todo el mundo espera y que la marca ya ha comentado anteriormente que iba a desarrollar. ¿Quizás dentro de la nueva marca Cupra?

Soñemos: los modelos que Cupra debería fabricar

Pues oye, no sería mala idea: crear un Seat Ateca Cupra con un sistema de propulsión híbrido enchufable sería una opción muy interesante. Yo ya me imagino el motor del Seat León Cupra con otro eléctrico asociado, permitiendo una autonomía eléctrica de unos 50 km, con una potencia total de unos 350 CV, unas prestaciones de primera y con una imagen mucho más potente. Sin duda, sería una buena apuesta sobre la mesa para lanzar la marca Cupra. Para que los rivales como el nuevo Hyundai Kona eléctrico empiecen a temblar.

 

Vídeo: ¿es más rápido un Seat León Cupra o una jabalina?

 

Ahora bien, quizás 350 CV en un SUV pequeño sería algo demasiado optimista hablando de Seat, especialmente teniendo el Audi RS Q3 en la familia. No obstante, sigo pensando que Seat debería apostar por un Seat Ateca híbrido, enchufable en cualquier caso: quizás la opción más interesante sería acoplar el motor 1.4 TSI de 150 CV con un motor eléctrico para crear un conjunto de unos 200 CV y una autonomía eléctrica notable. 

No te pierdas: Seat Tarraco, el nombre del nuevo SUV

Muchos dirán que quizás sería más interesante crear un Seat León híbrido, un rival del Volkswagen Golf y del Toyota Auris, no obstante, creo que un Seat Ateca híbrido podría ser algo más inteligente. Me explico: el León híbrido competiría directamente con el Golf híbrido y eso es algo que no creo que haga mucha gracia en Wolfsburg. Además, y mi principal razón, radica en que el Seat Ateca tiene una imagen más potente, un SUV atractivo que destaca por su buen comportamiento dinámico. Y es que el primer Seat con electricidad de la historia debería apostar por la imagen de manera primordial y aquí un SUV puede funcionar mejor que un compacto generalista.

 

 

Todos sabemos que Seat se rige un poco por los vientos que soplan en Volkswagen y es normal: hay que dejar claro siempre quien manda. El caso del Seat León Cupra R es quizás el más claro y flagrante y no será fácil que la marca alemana deje que la electrificación de su gama pueda afectar a sus modelos directos. Mucha gente duda ya entre un híbrido o gasolina y creo que un Seat Ateca híbrido podría ser la opción ideal para muchos de ellos, aunque también es probable que antes quieran tener en los concesionarios un Volkswagen Tiguan híbrido.

 

Lecturas recomendadas