Pasar al contenido principal

Esta bicicleta de Bugatti cuesta mucho más que tu coche

Elige: dos ruedas o cuatro.

Puedes comprar un montón de cosas interesantes con 36.500 euros (y, cuando decimos ‘cosas’, nos referimos, efectivamente, a ‘coches’). Es el precio de la bicicleta de Bugatti, pero, si te interesan más las cuatro ruedas, debes saber que soltando ese importe te harás con un Subaru BRZ o un Ford Focus ST. Aunque, si eres dueño de uno de los modelos de la marca de lujo, con esta cantidad harás poco más que cambiar el aceite y los neumáticos de tu Veyron -por ejemplo-, como nos recuerdan en Carscoops.

El fabricante galo, afincado en el terreno de los hiperdeportivos y la exclusividad (que se lo digan a los propietarios del Chiron), sabe que puede crear productos y poner una cifra absurdamente alta en la etiqueta del precio. Así que se ha unido a la compañía especialista en bicicletas PG y de esa unión ha surgido este vehículo, que cuesta el sueldo anual de un directivo medio en España, más o menos.

¿Qué se esconde tras este importe desorbitado? La bicicleta urbana más ligera del mundo, con un peso por debajo de los cinco kilos. Por supuesto, la fibra de carbono es el material utilizado… en más de un 95% de su composición. Lleva amortiguadores en el manillar. Y sólo habrá 667 en el mundo, construidas por la empresa alemana Kussmaul: llevan tiempo convirtiendo en realidad las bicicletas PG. Sólo que ésta es muy especial, al estar diseñada por Bugatti.

Por supuesto, cada propietario de un coche de la marca puede personalizarla para que no desentone con su automóvil: hay colores especiales, diferentes tonos de carbono, varios tipos de cuero…

Ya lo sabes: si te sobran 36.500 euros, puedes gastártelos en la bicicleta de Bugatti, que, por supuesto, que tiene el logo del constructor francés en el frontal. Aunque sólo venga con dos ruedas. ¿Te imaginas el portabicicletas?

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear