Pasar al contenido principal

Así es la impresionante mesa con un V10 de Dodge Viper que puedes tener en casa

Mesa-brasero con un V10 de un Dodge Viper

Puede que sea la forma más económica de tener un V10, después de todo...

Hace unos meses os hablamos de una peculiar mesa fabricada con un motor V8 que además podía funcionar como un brasero. Se trataba de la creación de Alaris Invent, una pequeña compañía de Houston especializada en objetos de decoración fabricados con componentes de vehículos. Ahora han creado un nuevo modelo. ¿La materia prima? El V10 de un Dodge Viper.

Cinco meses de trabajo han sido necesarios para crear esta llamativa mesa que, al igual que la anterior, también puede utilizarse como un brasero. Eso sí, no ha sido un trabajo sencillo, ya que todos los quemadores incorporados debían estar conectados entre sí, de manera que se activasen con la llave y se pudiesen manejar con el pedal agregado a la mesa.

En este caso, el motor de un Dodge Viper del 2002 ha sido el elegido para esta creación que, según John Cobb, fundador de la empresa, debía ser “un poco más limpia y sofisticada” que la anterior. Para ello, esta vez se ha utilizado un revestimiento térmico de color negro que contrasta con los detalles plateados.

Según cuenta Cobb a Top Gear España, el marco de la mesa se ha diseñado para referenciar “algo del diseño triangular de la parte superior del bloque”. Además, en esta zona se ha añadido un cristal templado a medida para poder seguir admirando este motor sin perjudicar su practicidad. “El diseño de la mesa estaba destinado a valorar el bonito diseño del bloque”, comenta.

De esta forma, se ha creado esta peculiar mesa que esta vez incluye además algunos accesorios como unos asientos de competición y una consola con posavasos. Así, la idea es la de transmitir la deportividad del coche original sin dejar de lado la comodidad, ya que estos asientos bucket han sido modificados para poder reclinarse hasta 180º.

No cabe duda de que se trata de un objeto único y, al contrario que la anterior mesa, esta no se creó para ningún cliente en particular. Cobb señala que la creó sin tener aún un comprador, pero su fotógrafo le puso en contacto con un amigo suyo fanático de los Viper y que actualmente posee dos unidades. Así, se ha terminado haciendo con esta llamativa mesa para su garaje.

Por lo tanto, esta unidad ya tiene dueño, pero su creador asegura que fabricará más en función de los pedidos que se realicen. Para aquellos interesados, el precio de la mesa asciende a 11.500 dólares -unos 9.920 euros-, a lo que hay que añadir otros 2.500 -unos 2.150 euros- por los asientos y la consola.

Como siempre, la valoración sobre el precio queda para cada uno, pero no debemos olvidar que se trata de una mesa única fabricada de manera artesanal y con un auténtico motor V10 incorporado. En la página web de la compañía podréis encontrar estas y muchas otras de sus creaciones relacionadas con el mundo del motor.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches