Pasar al contenido principal

Asistimos a las 24 Horas de Nürburgring y creemos que es mejor que Le Mans

¿Por qué todo el mundo quiere ir al infierno (verde)?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
24 horas de Nürburgring 2019

Cuando me llamaron para preguntarme si quería ir a las 24 Horas de Nürburgring, en mi cabeza se encendió el letrero luminoso rojo que preside la entrada al edificio principal del circuito. NÜRBURGRING. ¿Acaso un buen 'petrolhead' podría resistirse a pasar el fin de semana en uno de los circuitos más desafiantes del mundo?

No te pierdas: Récords de Nürburgring, estos son los coches de calle más rápidos

De ahí a encontrarme aterrizando en Frankfurt pasó todo muy rápido, así que lo único que recuerdo es mirar qué tiempo iba a hacer, preparar la maleta y la cámara de fotos para inmortalizar todos los momentos peculiares que sabía que iban a darse durante los próximos días.

 

24 horas de Nürburgring 2019
Es esta la puerta de entrada al Infierno... ¿o al paraíso?

 

Lo cierto es que en esto de las carreras de resistencia, las 24 horas de Le Mans se llevan todo el protagonismo pero... ¿están sobrevaloradas respecto a las 24 horas de Nürburgring? Déjame que te dé mi opinión sobre el asunto.

Partimos de la base de que Nürburgring se encuentra en una de las zonas más bonitas en las que puede encontrarse un circuito: está rodeado de los profundos bosques de la región alemana de Eifel y precisamente, de ahí viene su nombre 'artístico': el Infierno Verde. 

 

24 horas de Nürburgring 2019
Hay momentos en los que uno se enamora y luego está esto

 

En medio de toda esa naturaleza y a lo largo de 20,85 kilómetros se enredan 73 curvas en las que personajes ilustres del automovilismo han apretado los dientes cada vez que se disponían a entrar en ellas. Algunos, lamentablemente, no pudieron contarlo después. Otros lo hicieron, como Niki Lauda, con cicatrices inolvidables. 

Así que supongo que cuando uno va al circuito de Nürburgring, sabe que en cierta forma el señor (o señora, ¿quién sabe?) de la guadaña observa desde una esquinita. Y aunque suene frívolo, eso es lo primero que uno piensa cuando se pone a pie de pista y nota como los coches te vuelan el pelo al pasar a tu lado en este trazado alemán. 

 

24 horas de Nürburgring 2019
Cuando te acercas tanto a la pista y confías toda tu vida en las manos del piloto

 

He estado ya en unos cuantos circuitos, algunos al volante -como Le Mans- y otros de mera espectadora, como es el caso, pero pocos me han provocado la sensación de respeto que me genera Nürburgring.

 

24 horas de Nürburgring: todo el mundo es bienvenido al Infierno

Nürburgring es diferente y la carrera de 24 horas que tiene lugar en sus dominios también lo es. Es más, permíteme que te diga que se queda a un abismo de distancia de cualquier Gran Premio de Fórmula 1... y para mejor.

Y digo esto porque he tenido la suerte de pasear por el paddock del Gran Circo en varias ocasiones -Monza, Hockenheim, Montmeló...- y mires por donde mires, aquí no se respiran esos aires de lujo y exclusividad que a veces nos transmite la F1.

 

24 horas de Nürburgring 2019
Cuando digo todo el mundo, es TODO el mundo...

 

El paddock de Nürburgring está abierto a los espectadores -con la entrada correspondiente-, que pueden merodear entre las tiendas de los equipos, asomarse a los boxes, llevarse las ruedas gastadas a su casa -mientras corren el riesgo de morir atropellados por un Chevrolet Silverado o alguno de los camiones cisterna, motos, bicis, perros, caballos- que se apelotonan por todas partes- o beberse una cerveza tranquilamente mientras caminan. 

 

24 horas de Nürburgring 2019
Esto es lo que llamo un caos organizado

 

También es posible pasear entre los coches por la parrilla de salida, acampar en la mayoría de las curvas a un módico precio y dormirse al son de los motores y, en definitiva, sentirse parte de una carrera que demuestra estar hecha por y para el disfrute de todos: pilotos y espectadores.

 

¿Es entonces Nürburgring mejor que Le Mans?

Sin quitar ni un solo ápice de mérito a la carrera de resistencia más famosa del mundo, tengo que decir que sí. Además de que el público es bienvenido siempre, en pocas carreras puedes ver una combinación de talento, pasión por los coches y esfuerzo como está.

 

Opel Manta 24 Horas de Nürburgring 2019
Protagonista indiscutible de las 24 Horas de Nürburgring 2019

 

¿Un Opel Manta compitiendo, cada uno en su categoría, junto al ultimísimo Audi R8 lms de carreras? Es posible. ¿Romper un motor en la vuelta 4 y ver cómo el equipo trabaja durante toda la tarde y noche para volver a sacar el coche a pista a las 6 de la mañana? Lo verás en Nürburgring, pues esto es lo que hicieron con su VW Golf GTI TCR las chicas de 'Only Girls', el equipo femenino de Giti Tires al que acompañaba en esta ocasión.

 

24 horas de Nürburgring 2019
La viva imagen de la determinación

 

Así que si me permites que te dé un consejo, prepara tu tienda de campaña, olvídate de tus mejores galas, llena una nevera de torreznos y cerveza y viaja al infierno, porque te aseguro que si la gasolina corre por tus venas, después de las 24 Horas de Nürburgring no querrás volver a oír hablar del paraíso.

 

24 horas de Nürburgring 2019

 

Y además