Pasar al contenido principal

¿Por qué los jefes de McLaren y Red Bull andan a la gresca?

Últimamente, Zak Brown y Christian Horner han convertido el Gran Circo en un patio de colegio donde riñen a la hora del recreo.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Zak Brown y Christian Horner

Los jefes de McLaren (Zak Brown) y Red Bull (Christian Horner) siguen enfrascados en un cruce de declaraciones absurdo. En esta ocasión el Gran Circo se ha convertido en un patio de colegio donde han reñido estos dos niños grandes... y poderosos.

La cosa comenzó con unas palabras poco afortunadas de Horner sobre el anuncio de que Fernando Alonso correrá las 500 Millas de Indianápolis. El mozalbete inglés afirmó en la rueda de prensa de la FIA, con Brown a su lado, que éste necesitaba un psiquiatra y que estaba como una cabra por permitir al asturiano participar en la prueba estadounidense. 

El directivo americano, cauto en esa comparecencia pública, se la devolvió vía redes sociales. Ni corto ni perezoso, el amigo Zak publicó un mensaje en Instagram con una foto cómica de Christian lanzándose a una piscina. Y lo acompañaba preguntándole a Christian que quién necesitaba un loquero.

Pero el cruce dialéctico no acabó ahí. El director británico y marido de la ex Spice Girl Gery Halliwell, pasó al contraataque. ¿Qué hizo? Pues, después de pillar a Brown durmiendo en el avión de vuelta del GP de Baréin, le hizo una foto que subió a las redes. Acompañó el testimonio gráfico con esta frase: "Zak, soñando con Indianápolis en el vuelo de vuelta de Baréin”.

Seguiremos informando. No obstante, más les valdría a los dos preocuparse del Mclata MCL32 y del RB13, porque ninguno de esos dos monoplazas están rindiendo como se esperaba.

En el caso de la formación de Woking la situación resulta especialmente delicada, después de que su piloto estrella, Fernando Alonso no haya terminado ni una carrera en 2017, y de que su compañero, Stoffel Vandoorne, no pudiera ni arrancar su trasto en Sakhir.

La coyuntura tampoco es la óptima en Milton Keynes donde el motor Renault no les está permitiendo pelear por victorias.

 

 

Lecturas recomendadas