Pasar al contenido principal

¿Por qué reparte bocatas y refrescos Hamilton en Silverstone?

Detallazo del tricampeón británico con su gente.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Lewis Hamilton reparte bocatas y refrescos en el GP Gran Bretaña F1 2018

¿Qué hace repartiendo comida en una furgo Lewis Hamilton? El pasado viernes 6 de junio las últimas luces del día teñían de naranja las instalaciones del Circuito de Silverstone.

Cómo ver la Fórmula 1 2018 gratis

Allí, lejos de los focos en el campamento de los voluntarios y comisarios de pista, el personal se disponía a recuperar fuerzas tras una intensa jornada de viernes con los Libres 1 y 2 del GP Gran Bretaña de F1 2018. Había que cargarse de energía para el sábado y domingo. 

En esas estaban los jornaleros de la Fórmula 1 cuando al fondo del camino de tierra que conduce hasta el humilde campamento se divisó una furgo Mercedes. Nadie le dio importancia porque el cansancio vencía a la curiosidad. Sin embargo, el plateado vehículo se detuvo en medio de aquellas instalaciones. 

En el lado del pasajero viaja un ilustre personaje. Lewis Hamilton estaba allí muy natural y vestido con una camisa de cuadros y una gorra. Descendió del vehículo y se dirigió a la parte posterior del  mismo, es decir al espacio de carga.

Los primeros curiosos no tardaron en llegar. Pronto el grupo aumentó de número hasta convertirse en multitud. Increíblemente, el 44 de las flechas de plata descendió del vehículo y se dirigió a la parte trasera del mismo.

Una vez allí anunció a todos que iba a entregarles alimentos y algunas bebidas. El sencillo 'menú' constaba de algunos aperitivos, bocatas y unos refrescos. Desde luego que las viandas no provenían de Fortnum & Mason, el catering de las pijas carreras de caballos de Ascott. Pero eso es lo de menos.

 

 

La gente -y este periodista- flipaba con el gesto del tricampeón británico. Quería agradecer de ese modo el trabajo de todos aquellos que hacen posible con su labor de-sin-te-re-sa-da la cita en su país. Sí, somos conscientes de que se trató de una iniciativa efímera y posiblemente fuera una campaña de imagen que no se extendió más allá de unos cuantos minutos. 

Pero durante ese tiempo el corredor de Stevenage no se hartó de firmar autógrafos -¡siempre con una sonrisa en la cara!-  a todos lo que se lo solicitaron. También el público presente en un camping aledaño tuvo la oportunidad de obtener la rúbrica y algunos recuerdos del ídolo. 

 Acostumbrados habitualmente a su divismo y excentricidades, nos ha parecido un detalle extraordinario de Lewis Hamilton. No recordamos un hecho similar en los últimos años entre unos deportistas que permanecen demasiado alejados de los aficionados.

¿Te imaginas a Kimi Raikkonen y a otros muchos colegas en esa situación? Por eso mismo ver a Lewis Hamilton entregando comida a los comisarios de pista nos ha parecido un hecho muy loable. Bravo por el actual Campeón del Mundo. Así sí se cuida a los fans. Que cunda el ejemplo. Es cierto que en el podio estuvo más seta con los suyos, pero que les quiten lo bailao.

Imagen portada: Twitter @LH44updates.

 

Lecturas recomendadas