Pasar al contenido principal

¿Sabes qué coche es este? Viene del 'Planeta Rojo'

¿Qué marcianos saldrán de ese platillo volante? Pues Pininfarina y Ferrari

Imagen de perfil de Javier Prieto
El Ferrari 512 S Modulo

Hoy viernes arrancamos con un tema ligerito y algo friki. ¿Sabes qué platillo volante coche es el de la foto? Una pista. Aterrizó en la Tierra en 1970 proveniente del 'Planeta Rojo del Motor'. Como te puedes imaginar, en el momento de la presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra, su concepto vanguardista causó sensación (y algún susto). Por cierto, se da un aire con el Lamborghini Marzial.

 

Parte trasera izquierda del Ferrari Modulo

 

El padre de la criatura es uno de los grandes magos italianos de los trazos y la marca del coche, la más conocida del mundo. ¿Te rindes? Hablamos del Ferrari 512 S Modulo, creado por Paolo Martín cuando trabajaba para el carrocero italiano Pininfarina. Aunque resulte obvio decirlo, se trata de un prototipo basado en el Ferrari 512 S, un pepino del carreras del que solo se fabricaron 25 unidades para obtener su homologación. Ya, ya. Es lo menos parecido a las maravillas de Maranello.

 

Ferrari 512, en plena acción

         (Foto: Spurzem vía Wikipedia)

 

La carrocería interestelar del Ferrari Modulo, con 4,78 metros de largo y 2,40 de ancho, destaca por el perfil afilado y los trazos futuristas. ¿Verdad que te recuerda a las naves extraterrestres tan de moda en aquellos años? Como en este coche todo es original, prepárate para descubrir cómo se entra en su habitáculo. Nada de puertas, eso es muy vulgar. Se desplaza parte del techo hacia adelante para dejar espacio a sus humanoides ocupantes.

 

Espectacular zaga del Ferrari Modulo

 

Este sistema, unido al hecho de que el vehículo tiene una altura de 93 centímetros, convierten la maniobra de acceso al interior en un ejercicio de contorsionismo. En la parte trasera del OVNI, la tapa del motor cuenta con 24 orificios que permiten admirar su mecánica. Ese detalle debe ser un homenaje cubista al arte setentero, igual que las ruedas cubiertas parcialmente por el armazón del bicho. 

 

Tapa motor del Ferrari Modulo

 

En cuanto al corazón del 512 S Modulo, monta en la parte posterior un Type 261C V12 de 5 litros y 550 jacos a 8.500 rpm, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No está mal esa potencia para desplazar sus livianos 900 kg. 

 

 

Para finalizar este homenaje al Ferrari Modulo, aquí tienes un par de vídeos donde podrás verle en acción. Por cierto, resulta curioso que en todas las secuencias aparece circulando por tramos rectos de carretera. ¿Estará relacionado con la disposición de sus zapatos?

 

 

Fotos: Morio vía Wikipedia.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear