Pasar al contenido principal

AMG GT R: el Safety Car de la Fórmula 1 más potente de todos los tiempos

¿Te gustan las carreras de monoplazas? Ahora estarás deseando que salgan a poner orden de vez en cuando...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
El Mercedes-AMG GT R es el Safety Car de la Fórmula 1 más potente de la Historia

Si te mueres de ganas por que empiece de una vez la temporada 2018 de F1 -en el enlace anterior tienes cómo verla en directo-, estás de suerte: hoy vengo a mostrarte el que será el Safety Car de la Fórmula 1 más potente de todos los tiempos... gracias a los 585 CV que reposan bajo su enorme capó delantero. ¿Y esa cara? Ah, claro: acabo de acrecentar tu incontrolable ansiedad. Te fastidias. 

La evolución de los ‘pit stop’ en la Fórmula 1: ah... cómo hemos cambiado

A la hora de elegir el vehículo ideal para pastorear al rebaño del ‘Gran Circo’ cuando las cosas se ponen feas en la pista hay que tener en cuenta varios factores: la pasta, su velocidad, la pasta, su comportamiento sobre el asfalto, la pasta, que sea relativamente sencillo rodar a ritmos bestiales sin que el piloto tenga que pedir que lo excarcelen del habitáculo y... la pasta. Para el año 2018 el elegido ha sido el Mercedes-AMG GT R de la prueba que hizo mi compañero Raúl hace algunos meses. ¿Entiendes el motivo de haber optado por tan espectacular candidato? Léela y todo empezará a encajar. 

 

El Safety Car de la Fórmula 1: de la calle a la pista

Aunque pueda parecerte mentira, las modificaciones llevadas a cabo sobre el deportivo de Mercedes para adaptarlo a las exigencias de la categoría reina de los circuitos han sido mínimas: según el comunicado oficial emitido por la propia marca de coches alemana sólo ha sido preciso añadirle unas cuantas pegatinas, una barra de techo para darle sustento al lanzadestellos oficial... y elegir entre el equipamiento opcional del coche los frenos carbocerámicos -10.473,11 euros- y la barra antivuelco trasera -522,64-. ¿Te parece increíble? Nuestro colega Chris Harris dijo sobre el GT R que era lo más parecido a un Porsche 911 GT3 que los de la firma de la estrella habían hecho jamás. Y eso es algo bueno. 

Para poder exprimir al máximo los 585 CV y 700 Nm de par máximo que ofrece este brutal deportivo -con un 0-100 de 3,6 segundos y una punta de 318 km/h- se ha confiado en las expertas manos de Bernd Mayländer, a cuyo lado derecho estará sentado Richard Darker. Será este último el encargado de controlar todos los aspectos relativos a la carrera gracias a su equipo de radio, un iPad con el que podrá consultar la posición en tiempo real de todos los participantes de la carrera y otro en el que podrá echar un vistazo a las imágenes ofrecidas por las cámaras de televisión que emiten la prueba internacionalmente. 

 

¿Alguien necesita a un médico? Abran paso a este C63 S Estate... 

Para redondear la apuesta en materia de seguridad llevada a cabo por la FIA para la categoría máxima en circuito no se ha escatimado a la hora de elegir el coche médico: junto al Safety Car de la Fórmula 1 más rápido de la Historia descansará también un espectacular Mercedes-AMG C63 S Estate equipado con todo lo necesario para realizar una intervención rápida -en todos los sentidos de la palabra, claro- y pilotado por el piloto Alan van der Merwe. A su lado estará el Doctor Ian Roberts, bien atado gracias a los bucket con arneses de seis puntos -para los cuatro ocupantes- y comunicado con la Dirección de Carrera gracias a un equipo de radio y monitores para controlar la acción. Ah, sí, en los 490 litros de maletero también se encuentran todos los elementos que podría necesitar un especialista para una emergencia... incluyendo un respirador y un desfibrilador. Igualito que el Citroën C4 del médico de tu pueblo, ¿eh?

 

VÍDEO: ¡este Mercedes-AMG E63 acelera más que un Fórmula 1!

 

¿Buscas coche nuevo? ¡Aquí tienes todo el mercado!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear