Pasar al contenido principal

¿Sancionará la FIA a Vettel en la reunión del próximo lunes?

A ver si de una vez por todas, la FIA pone las cosas en sus sitio... con el alemán, porque a otros como Sainz, bien que les castiga.

Imagen de perfil de Javier Prieto
La FIA se reúne para estudiar el choque de Vettel en Bakú 2017

Tras la polémica surgida por la leve sanción impuesta a Sebastian Vettel en el pasado GP de Azerbaiyán F1 2017, la FIA ha decidido 'reabrir' el caso.

 Recuerda aquí cómo Vettel perdió la cabeza en el GP Azerbaiyán F1 2017

Así lo han indicado en una nota de prensa emitida por el órgano de gobierno del automovilismo mundial: "Tras el reciente incidente en el GP de Azerbaiyán, en el que el coche 5 estuvo involucrado en una colisión con el coche 44, el próximo 3 de julio, la FIA examinará las causas del incidente para evaluar si es necesaria una acción posterior. Se emitirá un comunicado sobre esta resolución antes del próximo GP de Austria".

Del texto se desprende que se reunirán el próximo lunes y que no harán público su 'veredicto' hasta unos días después. Una vez más, la FIA hace gala de unos artríticos reflejos en la toma de decisiones. O dicho de otro modo, actúan tarde y mal... como casi siempre. ¿Se 'atreverán a darle con el reglamento en la cabeza? Lo dudamos mucho.

Alucina con las Vetteladas más salvajes

Visto lo visto, parece ser que ni el director de carrera presente en el Circuito de Bakú, Charlie Whiting, acostumbrado a recibir todo tipo de improperios públicos del piloto alemán, ni la pléyade de comisarios que le acompañaban allí, se apercibieron de la gravedad de la acción del teutón.

Señores, en la F1 no existe una maniobra más grave que chocarse deliberadamente contra otro coche. Por cierto, ¿no vieron en directo desde la sala de control que está equipada con miles de monitores de televisión, lo que estaba pasando en el asfalto?

 

 

Esperamos que por el bien del deporte, el irascible corredor de Maranello, que no se ha retractado de su acción ni ha pedido disculpas, reciba el castigo que se merece. Su actuación, más propia de una carrera poligonera, no debe quedar impune; de lo contrario, seguirá con sus macarradas.

Como nos han informado unos amigos tertualinos, Sebastian podría padecer  el síndrome de la Baja Tolerancia a la Frustración (BTF). O sea que no soporta que las cosas le vayan mal y en esas situaciones, puede liarla parda.

Pues, por el bien de su carácter y la seguridad de los rivales en pista, ya va siendo hora de que reciba una terapia que trate esa disfunción conductual.

 

Lecturas recomendadas