Pasar al contenido principal

Vídeo: a 260 km/h con un monoplaza... en una carretera de montaña

Échale un ojo al vídeo. Y alucina...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
A 260 km/h en un monoplaza... en una carretera de montaña

Estoy seguro de que si te digo que pienses en unos cuantos coches para subir una carretera de montaña se te ocurren varios ejemplos muy adecuados... y de que entre ellos no habrá ningún vehículo más propio de la competición en circuito. Es normal. Y por ello el vídeo de hoy te va a dejar flipando: a 260 km/h en un monoplaza en una carretera de montaña. Porque hay ocasiones en las que salir de tu zona de confort es verdaderamente enriquecedor. Para el público, claro. 

Las imágenes que acabas de ver pertenecen a unas de las mangas de la Subida a Falperra 2015, celebrada en Portugal y que forma parte del calendario del Campeonato de Europa FIA de Subidas de Montaña. A los mandos del Fórmula 3000 rojo que protagoniza este vídeo está el aguerrido piloto italiano Fausto Bormolini, que está lo suficientemente loco preparado como para lanzarse a devorar el tramo cronometrado aprovechando al máximo el potencial de su Reynard 02. 

Las mejores carreteras de montaña de Europa para este verano

¿Qué te parece? Seguro que cuando te imaginas a alguien circulando a 260 km/h en un monoplaza en una carretera de montaña sólo te cabe en la cabeza que se trate de un videojuego... pues el terreno que les es más propio a este tipo de coches es un circuito. Con su pista de muchos metros de ancho, su asfalto bien cuidado... y sus puzolanas. Pero recuerda que siempre hay alguien lo suficientemente valiente como para hacer correr con lo que sea donde sea. Y necesitamos más competiciones de ese tipo para que no se pierda la esperanza. ¿Conoces la disciplina del rallycross? Pues a eso me refiero. 

Y si te gusta ver a auténticas bestias devorando kilómetros de carretera convencional, no te pierdas el vídeo de dos BMW M1 Procar en una subida de montaña. Sin olvidar subir el volumen de tus altavoces. Te prometo que alcanzarás el éxtasis viendo las imágenes... y llorarás después recordando los viejos tiempos. Los buenos, viejos tiempos. ¿Crees que podrías rodar a 260 km/h en un monoplaza en una carretera de montaña? Yo no. Aprecio demasiado mis dientes...

Lecturas recomendadas