Pasar al contenido principal

Vídeo: un IndyCar derrapando a 300 km/h contra el muro y...

Nunca las expresiones "volver a nacer" y "necesitar una muda limpia" han ido tan de la mano...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Un IndyCar derrapando a 300 km/h

Prepárate y toma asiento, porque lo que vas a ver a continuación de este párrafo puede que sea la mayor librada de la Historia del automovilismo: un IndyCar derrapando a 300 km/h. ¿Creías que se trataba de una competición aburrida y nunca entendiste por qué Alonso quiso participar en ella? Échale un vistazo al vídeo y sal ya de tu vergonzante error. 

 

 

No te pierdas: las diferencias entre un monoplaza de F1 y otro de la IndyCar

¿Cómo te has quedado? La espectacular maniobra que acabas de observar fue llevada a cabo por el piloto estadounidense James Hinchcliffe, que tuvo que lidiar con la parte trasera de su monoplaza cuando ésta quiso trazar una curva por libre... mientras ambos circulaban por el trazado de Pocono Raceway -Pensilvania- a unas 190 millas por hora. Sí, eso es a más de 300 de nuestros kilómetros. Y sí, yo tampoco entiendo por qué no se integran de una vez en el Sistema Internacional de unidades, los muy malditos.

Sé que por muy petrolhead que seas no has visto nada parecido en los últimos meses... y me atrevería a decir que en años. Un IndyCar derrapando a 300 km/h no es algo habitual, pero ver a su piloto saliendo del atolladero ileso con un elegante y rápido contravolante es todo un espectáculo. Y sin haberse llenado la boca de barrera de protección -aquí puedes ver el accidente de Scott Dixon en las 500 millas de Indianápolis-. Precioso... 

 

VÍDEO: ¿te gustan las derrapadas? ¡Disfruta de la última gymkhana de Ken Block!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear