Pasar al contenido principal

Cazado a 242 km/h y se libra de la multa: ¿cómo es posible?

Un coche fue cazado a 242 km/h en un tramo limitado a 100 km/h, pero su conductor se ha librado de la multa. Hay un explicación legal: no sabes quién conducía.

Imagen de perfil de Noelia López
Radar de velocidad en la autopista

Los propietarios del coche que ha sido cazado a 242 km/h y a pesar de ello se ha librado de la multa aseguran que su vehículo no alcanza tal velocidad. Sin embargo esa no es la razón por la que el juez les ha perdonado...

Según informa EuropaPress, los hechos sucedieron a finales de julio de 2017 cuando un radar de la A-1 interceptó a un vehículo que circulaba a 242 km/h en un tramo limitado a 100 km/h

El radar tramitó la sanción y la DGT envió la notificación al titular del vehículo, pero este dijo que él no conducía.

 

La pregunta es: ¿quién conducía?

El coche que fue cazado a 242 km/h por la A-1 está a nombre de un matrimonio pero ellos alegan, primero, que no recuerdan cual de los dos conducía el coche en el día y la hora que recoge la sanción; segundo, que su coche (no ha trascendido ni marca no modelo) no alcanza tal velocidad; tercero, que el día señalado era fecha clave de Operación Retorno de vacaciones, por lo que la fluidez del tráfico era imposible que permitiera tal velocidad; y, cuarto, que ellos siempre respetan las normas de circulación.

 

 

De todas las excusas anteriores, al juzgado de Alcobendas que tramita la sanción solo le ha valido la primera. Y es que, como la fotografía tomada por el radar es la única prueba de la infracción y ningún agente de Tráfico detuvo al vehículo para notificar al conductor que había sido sorprendido por encima de la velocidad permitida, no se puede saber quién conducía.

El matrimonio alega que, aunque el seguro está a nombre del hombre, ambos conducen el vehículo con la misma frecuencia.

 

Lecturas recomendadas