Pasar al contenido principal

Controles de alcohol 'low cost', lo último de la Guardia Civil

Los agentes denuncian que puede suponer un grave peligro para su integridad

Imagen de perfil de Noelia López
Control alcoholemia

Oficialmente se llaman 'Operativos Reducidos', porque reducen (valga la redundancia) la presencia de personal a la mitad. Los agentes que los sufren los bautizan como controles de alcohol low cost y son el último invento de la Guardia Civil para disimular la falta de efectivos.

Nosotros hemos tenido acceso a la comunicación emitida hace un par de semanas por la Dirección General de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a todos los destacamentos. Esta notificación modifica las normas de los "dispositivos operativos a adoptar en los controles preventivos de alcoholemia", que es por la se rige el trabajo de los agentes de Tráfico desde 2010.

Dispositivos operativos reducidos

Lo que para los agentes de tráfico son controles de alcoholemia low cost, para los jefes son "dispositivos operativos reducidos". Se denominan así porque establecen un máximo de "dos o tres componentes" (léase agentes) por control.

Preguntamos a agentes en activo cuál es su forma habitual de trabajar durante un control de alcoholemia.

Nos cuentan que los controles preventivos están formados por cuatro agentes que se reparten el trabajo del siguiente modo:

  • un agente se encarga de dar el alto a los vehículos
  • un agente realiza labores de seguridad (para evitar que los vehículos en circulación se acerquen al control y ayudar a los que abandonan el punto y se incorporan a la carretera)
  • dos agentes llevan a cabo el control puramente dicho. Esto es:
    • solicitar documentación y realizar primera prueba en el interior del vehículo
    • si el resultado de la prueba es negativo, le devuelven su documentación y le permiten continuar la marcha
    • si el test demuestra que conduce con una tasa de alcohol superior a la permitida se procede a la inmovilización temporal del coche. El conductor debe pasar una segunda prueba que se realiza en el vehículo policial y una tercera (10 minutos después) si la primera es positiva. 
      En caso de que no haya otra persona que se pueda hacer cargo del vehículo se mantiene bajo custodia hasta que el nivel de alcohol en aire expirado del conductor esté por debajo de los límites legales.

 

De cuatro a dos agentes por control

Fuentes consultadas aseguran que, a pesar de sus dudas al respecto, los controles low cost ya se están llevando a cabo (con un único coche patrulla equipado con todos los equipos necesarios).

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

La notificación oficial establece que este tipo de operativos reducidas se llevarán a cabo en "vías convencionales y tramos de velocidad reducida". No distingue entre día y noche, lo que para los agentes es todavía más grave, ya que lo habitual es que en horario nocturno se refuerce la presencia con hasta seis agentes por control. "Y eso en situaciones normales, pero las hay en las que los conductores se ponen violentos, intentan darse a la fuga...", matizan.

"Se trata de una práctica inédita en ningún otro cuerpo policial, y que no solo supone una amenaza para la seguridad de los guardias civiles, sino también para el conjunto de los ciudadanos, denuncian desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). 

Control alcohol y drogas Guardia Civil

AUGC ha remitido un escrito al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General en el que muestra su preocupación por el riesgo que para los agentes supone esta reducción de efectivos en los controles.

Las asociación de Guardias Civiles recuerda "el alto número de compañeros fallecidos en la carretera que pertenecía a la especialidad, así como el hecho de que un número importante de fugas en los controles son ocasionadas por conductores que, estando bajo los efectos del alcohol, intentan eludir el operativo acelerando y, si es necesario, arrollando a los agentes".

"Si hay fugas y accidentes con más agentes, cabe suponer lo que ocurrirá en controles realizados por tan solo dos componentes de la agrupación", sentencian.

El por qué del cambio: encubrir la falta de efectivos

A falta de una explicación oficial que justifique la creación de los operativos reducidos (los agentes la han pedido pero no han obtenido respuesta), nos quedamos con su explicación (bastante convincente).

"Esto se hace porque no hay agentes para mantener las estadísticas", sentencian.

 

Lecturas recomendadas