Pasar al contenido principal

Dormir y otros motivos 'diferentes' para alquilar un coche

Rivian R1T Camper
La vida moderna

Por el orgullo de ser quien más respuestas aporte dime: ¿cuáles son los motivos más frecuentes para alquilar un coche? Apuesto a que cuando Las Tacañonas (vale, esto solo lo entenderán quienes hayan cumplido los 40) marquen el fin del tiempo, muy pocos habrán dicho cosas como... dormir la siesta.

Pero sí, echar una cabezadita es una de las razones que llevan a los conductores a alquilar un coche, al menos en Japón.

Orix Auto, una compañía de alquiler de coches por horas se percató de que algunos de sus clientes recogían el vehículo y lo devolvían horas después sin apenas haber recorrido kilómetros (incluso los hay que no llegan a arrancarlo). Al comprobar los registros de los usuarios (tiene más de 230.000), descubrieron que muchas los coches se alquilaban pero permanecían estacionados durante la mayoría del tiempo de alquiler.

Dormir, comer o cargar el móvil

La solución al misterio la ha encontrado otra empresa llamada Times24. Esta ha realizado una encuesta entre los usuarios habituales de carsharing para saber cuáles son los motivos que les llevan a utilizar este servicio. La lista de respuestas es muy larga y aunque la necesidad de cubrir desplazamientos es la respuesta más frecuente, las hay de lo más llamativas:

  • dormir la siesta o descansar un rato
  • comer
  • ver la televisión
  • cargar la batería del móvil
  • hablar por teléfono
  • usar el maletero para guardar la compra

Las hay todavía más extravagantes:

  • practicar clases de inglés
  • vestirse de Halloween
  • practicar canto

La clave está en el precio

Y dirás, si lo que quieren es dormir: ¿por qué no alquilar la habitación de un hotel? En este caso la respuesta es sencilla: porque una hora o dos en un vehículo de alquiler es mucho más barato que en un hotel

En Japón, un coche compartido cuesta unos 800 yenes a la hora, esto es, algo menos de seis euros.

En España para conducir... y hacer carreras

Desde autobild.es hemos consultado con varias compañías de alquiler de coches y empresas dedicada a carsharing y nos han confirmado que lo de alquilar los coches para dormir la siesta, descansar, comer o cargar el móvil no es una práctica habitual en nuestro país.

 

Parece que los españoles utilizamos los vehículos de alquiler para la tarea para la que están concebidos: ir de un sitio a otro. Con una salvedad. Hace unas semanas supimos de una nueva tendencia en Madrid: carreras ilegales en coches de alquiler.

La empresa afectada por esta moda es Zity. Desde la compañía reconocen la existencia del problema, aunque aseguran que se trata de “casos aislados”.

Varios testigos aseguran que las carreras se producen tanto de día como de noche, que es habitual ver a los coches de alquiler derrapando en avenidas importantes de la localidad (antes, las carreras ilegales se concentraban en puntos apartados, especialmente en el polígono industrial de La Atalayuela) y que tiene miedo, primero de ser atropellados, y, segundo, de recriminar a los conductores “porque siempre van en grupo”.

Otras anécdotas 'made in Spain'

En españa no se alquilan coches para dormir, pero si hay anécdotas que resultan, cuanto menos, curiosas. Hemos recopilado unas cuantas:

  • la mejor excusa para un accidente. La empresa de alquiler Sixt recuerda que uno de sus clientes tuvo un siniestro con un animal y en el parte dijo textualmente que "un reno había caído del cielo"
  • hasta el fondo... del mar. Goldcar cuenta que una pareja de enamorados busco la intimidad de la playa y terminó hundiendo tanto el coche en la arena que al final no pudieron salir 
  • y hasta lo alto... de un árbol. Más increíble es la historia de un conductor cuyo coche de alquiler quedó atrapado en la copa de un árbol. Los servicios especializados tuvieron que recurrir a una pluma para bajar el vehículo. El conductor ya había salido de él y había descendido al suelo descolgándose por las ramas de los árboles

Mención aparte merecen los objetos olvidados en coches de alquiler. Aquí la lista es muuuy larga: desde las cenizas de un familiar difunto hasta una lápida recién fabricada que nunca fue reclamada; también acciones de una empresa de Panamá, altas cantidades de dinero en efectivo, pañales usados o una pistola; dentaduras postizas, un set de juegos eróticos, un anillo de pedida o incluso ropa interior. 

Hay clientes que olvidan dónde han aparcado el coche de alquiler y para solucionarlo ponen una denuncia. Quizá creen que perder el coche tiene multa, para ellos aquí va un resumen de las multas que te pueden poner con un coche de alquiler, que hicieron nuestros colegas de Auto Bild España.

 

Buscador de coches

Y además