Pasar al contenido principal

Así se ha hecho Kim Jong-un con sus dos Mercedes blindados

Kim Jong-Un, líder de Corea del Norte
¡El dictador tira de contrabandistas!

Kim Jong-un es, posiblemente, uno de los líderes mundiales más polémicos de la actualidad (con permiso de Donald Trump), básicamente por ser el dictador de Corea del Norte, empeñado en decir al mundo que en su país todo va bien aunque la realidad sea todo lo contrario. Sin embargo, las Naciones Unidas no pueden intervenir directamente debido a la amenaza de un ataque nuclear, por lo que solo les queda instaurar sanciones, incluida entre ellas la prohibición de bienes de lujo en la nación. Si es así la cosa, ¿entonces como es posible que tenga entre sus vehículos dos Mercedes blindados?

¿Un Peugeot 205 GTI blindado? Existe

Representantes del capitalismo occidental, lo lógico sería que Kim rechazará un uso de vehículos de Mercedes (o de cualquier otra marca), pero ya se sabe como funcionan estas cosas. Intrigados por saber cómo consiguen meter en el país bienes de este calado, desde el New York Times han llevado a cabo una investigación conjunta de la mano de Center for Advanced Defense Studies (C4DS).

Las sanciones comenzaron en 2006 por petición de la administración Bush y desde 2016 se endurecieron las condiciones todavía más con el objetivo de forzar el desarme nuclear de Corea del Norte. La realidad, sin embargo, es que entre 2015 y 2017 hasta 90 países han servido bienes de lujo al país, incluyéndose muchos pertenecientes a la ONU como Rusia, Japón, China o Corea del Sur.

Seguir las rutas de contrabando de estos productos es clave para poder detectar otras tareas de mayor importancia, como importar materiales para aumentar su arsenal nuclear, pero no parece que vaya a ser sencillo.

El Times ha conseguido la hoja de ruta de los Mercedes, un Maybach S62 y un Maybach S600 Pullman Guard, y las vueltas que han dado hasta llegar a su destino son increíbles: desde Rotterdam, en los países bajos, hasta Dalian, China; después fueron mandados a Osaka, Japón, para luego ir hasta Busan Corea del Sur; de ahí, Nakhodka, Rusia, para coger el último vuelo hasta Pyongyang.

En total, varios meses desde el primer envío hasta que llegaron, incluido un periodo de 18 días en el que el transporte apagó su transpondedor para evitar ser localizado. No se puede decir que Kim no tenga interés por conseguir sus coches blindados.

 

Buscador de coches

Y además